10 de abril de 2018
10.04.2018

Desfibrilar con ritmo en Grado

Los alumnos de los institutos moscones aprenden trucos para una buena reanimación, como seguir las canciones "La Macarena" o "Staying Alive"

10.04.2018 | 03:45

"Me parece muy útil porque en cualquier momento puede pasar algo y debería ser obligatorio desde pequeños, ya que quita el miedo a la hora de actuar". Adela Iglesias es uno de los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) César Rodríguez de Grado que ayer participaron en el curso de primeros auxilios y de uso del desfibrilador con el que estarán preparados para situaciones de urgencia. Los jóvenes participaron activamente en el taller, que continúa hoy, y en el que ya han concurrido los estudiantes del otro instituto, el Ramón Areces.

La sesión estuvo dirigida por los enfermeros Christian Álvarez y la moscona Sara del Riego, quienes explicaron a los estudiantes las patologías cardíacas, sus posibles orígenes y la importancia de los primeros auxilios y de los desfibriladores, porque "en el 85 por ciento de los casos la persona va a fibrilar y, según las estadísticas, la mayoría de ellos se producen en casa, de ahí la ventaja de tenerlos en los edificios", comentó Álvarez.

Los jóvenes también aprendieron a diferenciar los ritmos sinusales, cómo reconocer una parada cardio-respiratoria y los pasos obligatorios a dar en caso de que se produzca. "Hay que tocarlo y hacerle dolor en el lóbulo de la oreja o en el mentón, si despierta preguntarle qué pasó y, si no responde, hay que llamar al 112 y actuar", explicó. En un caso extremo, habrán de practicarle treinta compresiones y dos insuflaciones tapándole la nariz y sosteniéndo la frente y el mentón para facilitar la respiración. "Tiene que llevar un ritmo alegre, un truco son las canciones 'La Macarena' o 'Staying alive'", indicó. Si respira, se le pone en posición lateral y si no, habrán de emplear el desfibrilador, que va indicando todos los pasos a seguir y es seguro para el herido y el rescatador.

Los cursos, organizados por la concejalía de Seguridad Ciudadana en colaboración con Cruz Roja, se suman a la apuesta del Ayuntamiento por la prevención tras la instalación de cinco desfibriladores en las zonas deportivas, Casa de Cultura y el que lleva la patrulla de la Policía Local. Los empleados municipales también han recibido la formación.

Además, los jóvenes recibirán un certificado oficial en primeros auxilios y uso del desfibrilador que les permtirá optar a plazas de socorrista. "Creo que ésto deberían enseñárselo a todo el mundo", concluyó la alumna Elena Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine