La Nueva España

La vaca con lengua azul de Villaviciosa se crió en una pequeña explotación familiar

La ganadería de La Viesca (Valdebárcena) donde se ha detectado la res contagiada con el serotipo 1 posee otras cinco, entre ellas tres terneros

09.04.2008 | 02:00
Reses de La Viesca, entre las cuales se encuentra la vaca afectada por la lengua azul.
Reses de La Viesca, entre las cuales se encuentra la vaca afectada por la lengua azul.

El nuevo caso de una vaca enferma de lengua azul en Asturias pertenece a una explotación ganadera de carácter familiar ubicada en La Viesca (Valdebárcena), en el concejo de Villaviciosa. El animal, que padece el serotipo 1, nació y ha sido criado en la propia ganadería, que comparte con otras cinco cabezas de vacuno más, entre ellas un semental y tres terneros. La enfermedad se detectó al realizarle a la res los análisis previos a su venta. El laboratorio de Algete, en Madrid, confirmó la lengua azul. La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural procederá a vacunar al resto de las reses de la ganadería.

Villaviciosa,

Mariola MENÉNDEZ


El nuevo caso de lengua azul en Asturias, detectado en La Viesca, en el concejo de Villaviciosa, corresponde a una vaca de 5 años perteneciente a una explotación ganadera de carácter familiar. Se trata de un animal autóctono, no importado, nacido en la propia ganadería maliayesa, en la que convive con otras cinco reses, entre ellas un semental y tres terneros. Los padres del propietario, que prefieren mantener el anonimato, señalan que «la vaca nunca estuvo enferma y nunca salió de aquí; está criada en la cuadra». Manifiestan que detectaron la enfermedad al realizar un análisis al animal porque habían acordado vendérselo a un tratante. Se quejan de que «por aquí no ha pasado ningún veterinario de la Consejería todavía. Deberían haber venido antes».


Según ha informado la Dirección General de Ganadería y Agroalimentación, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, tras recibir la confirmación oficial del laboratorio de análisis de Algete, en Madrid, la vaca está infectada con el serotipo 1, el más dañino para las ovejas, pero que apenas presenta síntomas en el ganado bovino. De hecho, los propietarios del animal no habían notado nada anormal en la res.

Todo ganadero que quiere hacer un movimiento de ganado debe comunicárselo a la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, si su explotación se encuentra en un concejo de la zona restringida por la lengua azul. Se tomarán muestras para comprobar si está sano. Si no es así, deberá ser confirmado en los laboratorios madrileños. En caso positivo, se inmoviliza la cabaña donde se encuentra esta res, se desinsecta y se repiten los análisis al resto de los animales a los 14 días, tiempo que tarda la enfermedad en manifestarse. La vaca enferma será objeto de seguimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine