Una necesidad urgente, por Plácido Emilio Fernández

25.03.2015 | 04:04

Cuando allá por el año 1995 empezamos a configurar la "Plataforma Del Interior" en el municipio de Grado, lo hicimos conscientes de la gran necesidad de vertebrar el sur-occidente asturiano, conectándolo en el concejo de Valdés; siguiendo la distribución que nos marca la N-630, para con ello poder estar en igualdad de condiciones con el resto de la región, en el despegue económico y competitivo que los tiempos en que nos movemos demandan; asegurando que esta infraestructura propicie el fortalecimiento de los actuales polígonos, y el impulso de otros nuevos; promoviendo el asentamiento de nuevas industrias, fijando población y dinamizando el territorio por el que transcurre.

Las infraestructuras y comunicaciones constituyen un elemento de primer orden para el desarrollo económico. En este sentido las importantes carencias históricas del sur-occidente asturiano, y del área en que este se situá, han dificultado sin duda la adaptación productiva en los mercados regionales, nacionales e internacionales.

En este momento nos encontramos ante la posibilidad de poder dar soluciones a esta situación con la culminación del tramo Salas-la Espina y la conexión con la Transcantábrica en Valdés, configurando la ubicación de todo el territorio, en el eje Portugal-Galicia, y el resto del país; consiguiendo que las personas y las mercancías fluyan por esta vía en igualdad de condiciones y posibilidades que las del resto de la región; permitiendo que los puestos de trabajo actuales, tanto en la industria como en la agricultura y ganadería se consoliden con la consiguiente fijación de población, creando expectativas de más desarrollo, donde se impliquen tanto en su elaboración como en su aplicación y financiación, las distintas administraciones públicas, tanto la central de la cual depende exclusivamente la "Autovía", como la autonómica y las locales; articulando un amplio compendio de actuaciones directas desde el sector público, como de incentivan e impulso de la iniciativa privada, orientando todas sus acciones hacia el objetivo central de potenciar la estructura productiva.

Una autovía es una fuente incomparable de oportunidades y sus efectos beneficiosos se multiplican si la carretera forma parte parte de la red general, y se puede utilizar como alternativa de circulación a la ofrecida por otras vías del sistema de comunicaciones. En estos momentos es de obligado cumplimiento que esta parte del territorio asturiano se sienta recompensado con esta infraestructura indispensable para su desarrollo.

El sentido común debe de imponerse a los localismos en beneficio del conjunto de la sociedad, y actuar todos juntos para que esta reivindicación tenga éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine