"Acabar los pilares de la vergüenza", el primer gran objetivo de los tinetenses

Temor a que la autovía no pase de La Espina, "porque no hay compromiso de llegar a Ponferrada" El Suroccidente clama por la continuidad de la vía

27.03.2015 | 11:51
Conceyu Abiertu organizado por LA NUEVA ESPAÑA en la Casa de Cultura de Tineo
Play
"Acabar los pilares de la vergüenza", el primer gran objetivo de los tinetenses

Desde la fila de atrás de la Casa de Cultura de Tineo, donde ayer se celebró el Conceyu Abierto sobre la importancia de la autovía del interior para el suroccidente asturiano organizada por el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, un tinetense expuso en voz alta la opinión que comparten la mayoría de sus vecinos: "La necesidad ahora es acabar los pilares de la vergüenza". Una visión a la que se sumaba el también tinetense Ceferino Osendi, que pedía no "hacer cartas a los Reyes Magos" y centrar los esfuerzos en reivindicar la finalización del tramo de autovía ya iniciado y que comunicará Oviedo con La Espina. "Si empezamos a discutir les daremos una coartada para no hacerla", advertía Osendi en el momento en el que el Conceyu Abiertu se abría a la participación del público asistente a la cita.

Previamente, los invitados al Conceyu habían expuesto sus puntos de vista. Entre ellos, los integrantes de la plataforma "pro autovía del interior", fundada en 1995 para exigir la construcción de una autovía que uniese el centro de la región con el occidente y reactivada en diciembre de 2014 para pedir su conclusión con la inmediata reanudación de las obras del tramo Oviedo-La Espina y la proyección del trayecto que unirá La Espina con Valdés. Punto, este último que ha despertado la controversia en los concejos del Suroccidente y que centró buena parte del debate.

Desde Cangas del Narcea, el hostelero Raúl Teimil reivindicó la necesidad de una buena carretera para los concejos de Degaña, Ibias, Allande y Cangas del Narcea. "Echo en falta que esta plataforma no pida que se una la autovía hacia las zonas que estamos marginadas de verdad, porque para que se fije población necesitamos buenas carreteras", aseguró. Sin embargo, a su lado Jesús Landeira, exalcalde de Valdés, manifestó su incredulidad al ver que "los del Suroccidente reniegan de la unión con Valdés cuando el 90 por ciento de los vecinos de esos concejos se bañan en las playas valdesanas".

Manuel Menéndez, empresario ganadero de Allande, situado entre el público, manifestó su conformidad con las palabras expresadas por el cangués Raúl Teimil. "En Allande y los concejos limítrofes tenemos un problema urgente que es el descenso de la población; y el paisaje sin paisanaje no se conserva", sentenció el allandés asentando su argumento en un ejemplo que no dejó indiferente a nadie, el incendio que sacudió el Valledor el 23 de octubre de 2011. "El incendió marcó un antes y un después en el Valledor y nos enseñó que con el despoblamiento no va haber nadie que cuide del paisaje", reflexionó Menéndez. Por ello hizo hincapié en que "no sé de quién son las competencias, pero está claro que si en el Suroccidente no se hace una vía de comunicación de forma urgente la situación es delicada".

Precisamente, Arturo Gutiérrez de Terán, arquitecto y técnico urbanista componente de la plataforma pro autovía, puso el acento en la importancia de las competencias porque "en el convencimiento de que hay una duda está el hecho de que el Gobierno del Principado no haya hecho nada". Gutiérrez de Terán insistió en que en este tema "no hay confusión" y explicó como la unión del Suroccidente a través de una autovía dependería directamente del Principado al que acusó de no tenerlo como una de sus prioridades. "Si fuera prioritario para ellos podría estar hecho al menos un tramo" y "¿por qué no está en los presupuestos?", se preguntó. Mientras que recordó que "nuestra reivindicación está aprobada". Se trata de una obra que depende del Gobierno central y que aparece en el "Boletín Oficial del Estado" (BOE) reflejada como la unión entre Latores y el concejo de Valdés. Por ello, la Plataforma no entiende que se cuestione su demanda de finalizar la autovía con la unión a Valdés "cuando estamos hablando de una única carretera así proyectada", remarcó Laureano García, componente de la plataforma entre el público.

Gutiérrez de Teherán insistió en que el debate sobre la continuación de la autovía una vez llegue a La Espina "no existe" porque no "hay un compromiso con la ruta a Ponferrada, mientras que la de Canero (Valdés) se recoge en el BOE". Para la plataforma, la autovía del interior desarrolla unas funciones centenarias "esenciales para el reequilibrio del territorio". En este mismo sentido se manifestó Leopoldo Tolivar, catedrático de Derecho Administrativo, quien afirmó que "la autovía de La Espina a Ponferrada es un engaño".

Carlos Manuel Rodríguez, consejero delegado del Grupo Cafento, como invitado a participar en el Conceyu, expuso la visión más empresarial del debate. "Si queremos impulsar la zona rural se necesitan empresas fuertes que actúen de motor, para ello pedimos suelo industrial barato pero también necesitamos carreteras que estén como máximo a 30 minutos de donde se pueda sacar el producto y conseguir las materias primas", explicó. En su opinión, la autovía del interior con su unión hacía Valdes tiene una utilidad clara "de vertebración de la región y de unir el interior con la costa permitiendo crear empleo hacia la costa occidental para que no se desvertebre la sociedad", sentenció. Y manifestó la necesidad para Tineo de ver finalizado el tramo de autovía hasta La Espina "porque hoy (por ayer) en la cafetería de la empresa no se hablaba de otra cosa que de una grúa subiendo de Salas a La Espina", en referencia al problema de un tramo en el que apenas hay zonas de adelantamiento y los vehículos pesados ralentizan la circulación en la zona.

Otro punto que se puso en cuestión en el debate fue el reparto de las vías de comunicación en la región. "Asturias está en el décimo puesto europeo de las regiones que cuenta con más kilómetros de autovía por habitante", comentó Gutiérrez de Terán, apostillando ,"mal repartidos, evidentemente". Él mismo analizó que "en el interior tenemos muchas carreteras con poco tráfico en ciertas horas, consecuencia de las autovías programadas a golpe de decreto sin planificación". En este sentido, el arquitecto destacó que los lugares que conviene unir con las redes de carreteras debe ser una decisión de la sociedad en su conjunto y no solo de los técnicos. Y recalcó que "si no queremos una Asturias con zonas descolgadas, vamos a tener que invertir más en zonas como esta aunque haya menos habitantes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine