Lne.es »

El soterramiento entra en vía rápida

Los seis meses en los que se interrumpirá el tráfico ferroviario servirán para reforzar edificios próximos, desviar el río Candín y completar la cimentación

07.11.2015 | 04:49

Las obras de soterramiento de las vías de la antigua Feve en Langreo se centrarán en los próximos seis meses, periodo durante el que será cortada la circulación ferroviaria en el valle, en los barrios de El Puente y Urquijo. En esta última zona se tendrá que reforzar el edificio Incubatic, próximo al área de trabajo. Una actuación que se prolongará durante dos meses, según aseguró el pasado miércoles la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, en la reunión que convocó en Langreo para informar sobre la interrupción del tráfico de trenes desde el próximo lunes entre Tuilla y Pola de Laviana.

Cuando se ejecute esa intervención en el edificio Incubatic se podrán acometer el resto de trabajos programados en el barrio Urquijo. Se tendrá que levantar la vía por la que circula el tren actualmente, desviar el río Candín e instalar pilotes a ambos lados para colocar encima la losa del futuro túnel. Una vez completados estos trabajos se volverá a instalar la vía. Actualmente la obra de colocación de los pilotes "está ejecutada en un 100% salvo en los dos tramos en los que se trabajará a partir de ahora y la losa está colocada", señaló Belén Fernández. La estación de Los Llerones, en Sama, está terminada y "sólo falta el equipamiento", explicó.

Cuando concluya esta actuación se iniciará la excavación del túnel, bajo la losa sustentada por los pilotes, en todo el recorrido. Una obra que se iniciará la próxima primavera, según los cálculos de la consejería. El trabajo de refuerzo del edificio Incubatic se inició en agosto pero "los informes geotécnicos piden medidas complementarias", señaló la directora de obra, Esther Díaz, que hizo hincapié en que es una construcción "antigua".

Hay que tener en cuenta, dijo, que se construirá un túnel a un metro de distancia de la edificación, "que tenía un problema previo en el forjado", por lo que se deben "tomar medidas de seguridad para no dañarla". A lo largo de 115 metros de longitud se instalarán micropilotes de nueve metros de profundidad. La zona próxima al barrio Urquijo genera, comentó Díaz, varias dificultades, entre ellas de perforación pero además "hay poco espacio y no podemos trabajar a tres turnos para no superar los niveles acústicos". Los técnicos destacaron también que se realiza el control de auscultación de posibles daños en edificios y que se han comunicado incidencias no achacables a la ejecución de la obra.

Los trabajos están ejecutados al 68% y llegarán al 75% al final del año si se cumplen las previsiones de Infraestructuras. "Es la obra que acapara la mayor inversión de la consejería este año", destacó Belén Fernández, que calificó la actuación del Principado en esta actuación como "sobresaliente" dado que cuando llegó al gobierno en el mandato pasado encontró "la obra parada, en situación de crisis profunda y la reanudamos y la impulsamos". Además, la administración regional "cargó con la losa de los 25 millones de euros adeudados por el Estado" ya que la actuación estaba enmarcada en los proyectos a ejecutar con fondos mineros, que fueron recortados por el Gobierno central. La batalla por la financiación ha llegado a los tribunales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine