El gobierno de Mieres niega que "vetase" al movimiento vecinal

El PP acusa de "falta de valentía" al Alcalde de IU, ya que "no le interesaba" escuchar al colectivo en el Pleno

27.02.2016 | 04:16
El gobierno de Mieres niega que "vetase" al movimiento vecinal

"En ningún momento vetamos a los vecinos". Así de claro se manifestó ayer el teniente de alcalde de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, en relación a los hechos ocurridos un día antes en el Pleno cuando el movimiento vecinal, que quería intervenir ante la Corporación, abandonó la sesión malhumorado tras esperar varias horas sin que atendiesen su petición. El representante del gobierno local aseguró que "les íbamos a dar la palabra antes de parar para comer, como hicimos con los miembros de la Red de Municipios Laicos, que tenían una moción, pero entonces ya no estaban en el Pleno". Una explicación que, para el portavoz del PP en Mieres, José Manuel Rodríguez, no se atiene a la realidad. El popular acusó la "falta de valentía" del alcalde, Aníbal Vázquez, para dar voz a los vecinos "ya que no le interesaba escucharlos".

Manuel Ángel Álvarez explicó que, en un principio, "se les había dicho que tenían que esperar hasta los ruegos y preguntas, que es la última parte del Pleno, pero nos pidieron intervenir antes, y aunque no teníamos ningún problema, la decisión no era únicamente nuestra". La sesión se alargó más de lo acostumbrado y, a las tres menos cuarto de la tarde se decidió hacer un parón para la comida. "Entonces, y teniendo en cuenta que los de la Red de Municipios Laicos llevaban toda la mañana esperando, decidimos debatir su moción antes de irnos a comer, y hubiéramos hecho lo mismo con los vecinos, pero ya se habían ido", apuntó el teniente de alcalde, quien manifestó "no entender" el malestar de los dirigentes vecinales. Además, subrayó, "conocen perfectamente" el funcionamiento de los Plenos.

La versión del gobierno local contrasta con la del grupo municipal del PP, cuyos concejales abandonaron el Pleno en solidaridad con las asociaciones vecinales. Para José Manuel Rodríguez, "al Alcalde no le interesaba que los vecinos hablasen, por eso decidimos dejar la sesión con ellos". El popular vio en este gesto "una total falta de valentía, tenía que haberles dejado intervenir en el Pleno como sí hizo con los miembros de la Red de Municipios Laicos". Aprovechó también para solicitar, tanto al regidor, como al resto de su equipo, "que cambien su actitud, porque los Plenos deberían ser un lugar para resolver problemas dentro de las competencias de los concejales y problemas de los vecinos, en lugar de dedicarse a otros asuntos que poco tienen que ver con la gestión municipal". Aquí José Manuel Rodríguez hizo alusión a mociones contra la aplicación de la LOMCE, la lengua asturiana o la conocida como "ley mordaza", entre otros asuntos que se han debatido en los Plenos durante este y el anterior mandato municipal de IU. En su lugar, los populares pidieron "más preocupación por problemas como el paro, que estamos en un 25 por ciento, la despoblación, los servicios a la ciudadanía, la limpieza, los presupuestos o el plan de ordenación urbana, que sí nos afectan a todos los vecinos", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine