Lne.es »

Mieres prepara 400 plazas para aparcar al renunciar a los parkings subterráneos

Los fallidos estacionamientos soterrados de Oñón y la Mayacina habrían tenido capacidad para unos 600 vehículos

06.03.2016 | 04:24
La parcela reservada para el parking subterráneo de la Mayacina.

Mieres ha cambiado radicalmente la reorganización vial que el Ayuntamiento planeaba abordar para mejorar la oferta de estacionamiento en el casco urbano. La ciudad no abordará finalmente la construcción de los aparcamientos subterráneos proyectados en Oñón y la Mayacina. El primero quedó bloqueado debido a la anulación, en 2011, de los fondos mineros, medida adoptada por el Gobierno central cuando las obras ya estaban licitadas. En el segundo caso, han sido los propios gestores municipales los que han optado por renunciar a la ambiciosa actuación, cuyo plan de viabilidad fue incluso aprobado en el Pleno. En total, 600 aparcamientos que no se construirán. Ahora bien, el Ayuntamiento prevé corregir este desfase en la planificación vial con el desarrollo de 400 aparcamientos exteriores.

Los aparcamientos subterráneos de Oñón y la Mayacina estaban llamados a solventar el déficit de estacionamiento existente en el centro de la ciudad, con cien y quinientas nuevas plazas, respectivamente. Asumido ya que las excavadoras no se pondrán a trabajar, los planes municipales pasan ahora por abrir nuevas bolsas de estacionamiento en parcelas en desuso. El propio alcalde, Aníbal Vázquez, anunció a finales de 2015, en el Pleno, que a lo largo de este año el Ayuntamiento abordará la construcción del un aparcamiento con más de 250 plazas. La actuación, que será sufragada por el Consistorio, saldrá a licitación con un precio de 230.000 euros. Se trata de la principal alternativa que plantean los gestores de IU como respuesta a la decisión de "enterrar" los aparcamientos subterráneos. La iniciativa contempla asfaltar la parcela oeste del viejo barrio de Oñón para habilitar 250 plazas de estacionamiento. El proyecto de urbanización incluye la construcción de una glorieta de distribución de tráfico en la conexión de las calles Numa Guilhou y Avenida de Méjico. A nivel práctico, el problema radica en que esta parcela ya está siendo utilizada como zona aparcamiento, por lo que el principal beneficio que acarrearía sería el de comodidad para los vecinos.

Este misma circunstancia también es trasladable al caso del parking subterráneo de la Mayacina, ya que la parcela, pese a su mal estado, cubre igualmente desde hace años la función de espacio de aparcamiento, por lo que la fallida construcción de un aparcamiento subterráneo no hubiera incrementado cuantitativamente la oferta de estacionamiento, aunque el salto cualitativo se antojaba notable en lo que se refiera a mejora de la organización vial. Los planes municipales pasan ahora por construir un parque en superficie. La idea es abordar esta obra este mismo año. De esta forma, se perderán unos 300 estacionamientos.

Además de habilitar el citado aparcamiento exterior en Oñón, el Ayuntamiento prevé tiene previsto dar el mismo uso a dos de las tres parcelas que han sido expropiadas al grupo Goncesco por mandato judicial. El gobierno local proyecta la creación de casi un centenar de plazas de estacionamiento distribuidas entre la finca de la calle La Pista y el solar del Sinagua. Además, se asfaltará la parcela sur de la Mayacina para reforzar la oferta de aparcamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine