16 de marzo de 2016
16.03.2016

Los ganaderos critican que "sólo" se haya abatido un lobo en Mieres

Recursos Naturales replica que sigue su plan de control y apela al "equilibrio" para el mantenimiento de la especie

16.03.2016 | 03:54
Un ganadero muestra un ternero muerto en un ataque de lobos, en Lloreo.

Los ganaderos del concejo de Mieres critican que la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias tan sólo haya abatido un lobo en lo que va de año. Así lo reconoció la consejera María Jesús Álvarez durante la última comisión del área celebrada en la Junta General del Principado. Según la responsable del Gobierno regional, es una medida "ajustada al plan del lobo en vigor" y que permite "mantener el equilibrio" para asegurar la conservación de la especie sin interrumpir en la labor de los ganaderos.

María Jesús Álvarez explicó en la Comisión de Desarrollo Rural que, en lo que va de año, se han abatido seis ejemplares en toda la región: dos en Teverga, uno en Tineo, uno en Mieres, uno en Cudillero y uno en Allande. El plan recoge abatir un total de cuarenta y cinco cánidos salvajes durante 2016. La Consejera dio estos datos a instancias del diputado del PP, Luis Miguel Venta Cueli, que cuestionó qué medidas se están tomando este año para la prevención de los ataques de lobo a las cabañas ganaderas de la región. "Trabajamos en medidas de control de la población del lobo y estamos trabajando en la puesta en marcha de una línea de prevención de daños en las ganaderías", replicó, en su primera intervención, Álvarez.

La respuesta no satisfizo a Cueli, que pidió datos más concretos. La Consejera destacó que "el problema del lobo no sólo afecta a Asturias. En nuestro país se está dando en otras zonas, como es el caso de Castilla y León". Desde su punto de vista, continuó durante la sesión, la solución definitiva pasa por "actuar con seriedad y rigor".

El diputado del PP tildó el nuevo plan de gestión del lobo de "papel mojado". Una afirmación que María Jesús Álvarez rebatió al momento: "No es cierto, es un documento que nos permite seguir trabajando en la misma línea que siempre". Y esa línea, añadió, incluye "permitir la continuidad de la especie mientras se muestra el máximo respeto hacia la labor de los ganaderos".

Una visión que los productores, al menos en Mieres, no comparten. La Asociación de ganaderos afectados por el llobu (Agall) en la comarca del Caudal salió ayer al paso de las nuevas declaraciones afirmando que "ni el control, ni la prevención, ni el pago de daños son respetuosos con el ganadero". Según los portavoces de la entidad, "cada vez resulta más difícil desarrollar nuestra labor en el municipio cabecera de la comarca". Las zonas más afectadas por la presencia de cánidos salvajes, aseguraron los productores, son Lloreo y el monte Llosorio. Cierran cada ejercicio con más de un centenar de reses muertas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine