Lne.es »

El plan del hábitat del urogallo actuará esta primavera en Caso, Ponga y Amieva

La inversión, de 500.000 euros, respeta el uso ganadero de los montes e incluye la mejora de la pista de Brañagallones

27.03.2016 | 05:35
El plan del hábitat del urogallo actuará esta primavera en Caso, Ponga y Amieva

Mejorar el hábitat del urogallo, pero sin olvidarse de que está estrechamente relacionado con las zonas ganaderas, que también hay que optimizar. Este es el objetivo del proyecto de mejora del hábitat del ave que se va a poner en marcha a lo largo de esta primavera en el parque natural de Redes y en el entorno de Ponga y Amieva. Las plantaciones de especies arbóreas que tengan un papel importante en la conservación de este ave y la realización de rozas para reducir la densidad del matorral y recuperar pastos para evitar incendios son algunas de las medidas que se pondrán en marcha. Se arreglará también un muro en la pista de acceso a Brañagallones.

Esta actuación que se enmarca en el convenio de colaboración suscrito por el Principado con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para actuaciones de conservación de la Red Natura 2000 y que tiene un presupuesto de 500.000 euros. El proyecto fue redactado por la empresa pública Tragsa. El estudio preliminar de impacto ambiental determinaba que la actuación no va a ejercer un impacto "crítico o severo, siendo compatibles o moderadas las alteraciones que producen y absorbidas por el medio en el que se desarrollan". Además, refleja que tras la ejecución de los trabajos se apreciarán diversos efectos positivos, ya que "se mejora la calidad ecológica y paisajística" de las zonas donde se van a realizar.

Las actuaciones se desarrollarán en cinco montes de utilidad pública en la parte sur del municipio de Caso, limitando con la comunidad de Castilla y León. Abellar, Biforcos, Les Teyedes y La Fumiosa, Fabucado, Quexadorio y Llin de la Gobia y Reres son los espacios en los que se va a desarrollar el proyecto. La iniciativa consiste en aumentar las conexiones entre las masas arboladas, con el fin de desarrollar un hábitat adecuado para el urogallo, en el que encuentre refugio, cobijo y alimentación. Para ello se proyecta la realización de rozas al aire de manera manual y de forma irregular que eliminarán aproximadamente un 85 por ciento del matorral, respetando especies arbóreas como abedul, haya, serbal y otras de interés para el urogallo. Al mismo tiempo, se intentará mejorar la situación de algunas zonas de pastos. Se rozará "en el entorno de las majadas utilizadas por los ganaderos para mantener el adecuado estado de los pastos de altura", apunta el proyecto. También se pretende limitar el número de ejemplares de plantas que supongan una competencia para el desarrollo de los arándanos y otras especies arbóreas que sirven como alimento o refugio de los urogallos. Tras la plantación se abonará y se colocarán protectores individuales, para evitar que las plantas y pequeños árboles sean devorados por especies silvestres o por el ganado.

El proyecto incluye el arreglo de la pista de acceso a Brañagallones, en un tramo afectado por un desmoronamiento del muro que sostiene el camino. En esa pista se reconstruirá el muro, lo que facilitará las tareas de vigilancia de la guardería de la consejería de Desarrollo Rural y Recursos Autóctonos y el acceso de los servicios de extinción de incendios. También favorecerá a los ganaderos que utilizan estas zonas de pastizales.

Las labores para mantener la estructura de los pastos de altura, otro de los espacios en los que se trabajará, se llevarán a cabo en un entorno de 32 hectáreas. Las fechas en las que se puede acometer el proyecto están limitadas al periodo comprendido entre el 31 de agosto y el 31 de diciembre. "No se deben realizar los trabajos en periodos críticos", que incluyen el de celo y de reproducción, para no afectar al ciclo biológico del ave y de otras especies, según refleja el estudio preliminar de impacto ambiental, que señala que a las zonas de trabajo se accederá desde las localidades de La Infiesta, Belerda y Bezanes. En el parque natural de Ponga, el proyecto se centrará en la parte central y sur del concejo, en seis montes de utilidad pública. Peleño, Ardosil, Gallinar y Sierra de Cadenava, Cuenca, Faeda de Sobrefoz, Pedroso y Pierva son los espacios seleccionados por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales para mejorar el hábitat del urogallo. El convenio para actuaciones de conservación en la Red Natura 2000 fue suscrito en 2009. Estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2016 y podrá prorrogarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine