La Policía Rural de Lena vigila la Carisa para evitar expolios en los yacimientos

El Ayuntamiento solicita el apoyo del Seprona de la Guardia Civil en las labores de control, ante el incremento de este tipo de delitos en la región

31.03.2016 | 04:31
Arqueólogos trabajando en el Picu L.lagüezos, en la Carisa.

Los vigilantes de la Carisa están en Lena. La Policía Rural del concejo mantiene bajo control la zona, desde hace meses, para evitar que se produzcan expolios en el enclave. El alcalde, Ramón Argüelles (IU), solicitará un encuentro con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para conocer la labor que se está llevando a cabo y pedir que los planes de vigilancia presten especial atención a la zona. El máximo dirigente local considera "prioritario" tomar estas medidas, ante el incremento de este tipo de delitos en la región.

La Guardia Civil alertó de la incidencia de los expolios -actividad de aquellos que se apropian de objetos de valor arqueológico para después venderlo- en Asturias, a través de un informe presentado hace unas semanas. Además de la región, están a la cabeza en comisión de este delito las comunidades de Andalucía, Galicia, Murcia y Castilla y León. Desde el año 2011, apuntó el Instituto Armado, se han producido 180 detenciones por expolios y se han abierto casi dos mil expedientes.

Las cifras han hecho saltar todas las alarmas en el Ayuntamiento de Lena. El máximo dirigente local destacó que "la zona de la Carisa lleva demasiado tiempo sin actividad y no queremos que sea blanco de este tipo de delitos". En concreto, la última campaña arqueológica en la zona tuvo lugar en 2012. Fue entonces cuando los arqueólogos, dirigidos por Esperanza Martín y coordinados por Jorge Camino, investigaron el yacimiento en el Picu L.lagüezos. La Consejería Cultura, Educación y Deportes financió la actuación.

No se ha movido más tierra, desde entonces, en la Carisa. El informe de la Guardia Civil citaba las joyas, monedas de época romana, restos celtíberos y armas medievales como los objetos que más persiguen los que acometen expolios. "En la Carisa se ha rastreado ya en varias ocasiones, a través de teledetección, y creemos que la mayoría de objetos de valor están ya a buen recaudo", informó el Alcalde. Esto es, en el Museo Arqueológico de Asturias.

El temor del máximo dirigente local, por tanto, no es la sustracción de piezas. A Ramón Argüelles le preocupa que un acto vandálico pueda causar daños en los restos: "Sería una enorme pérdida para el municipio, para el resto de concejos que limitan en la Carisa, y para el conjunto de la región", afirmó el máximo dirigente local.

Es por eso que el Ayuntamiento ya vela armas. El gobierno local encargó hace unos días a la patrulla de la Policía Rural que se encargue de vigilar encarecidamente la zona. Los agentes suben dos veces al día hasta el lugar donde se encuentran los yacimientos para mantener bajo control el enclave. Además, pedirán ayuda al Seprona: "Hace un tiempo llegamos a un acuerdo para que nos ayudaran con esta zona, que nos parece de vital importancia para el desarrollo económico y turístico del concejo", afirmó Argüelles. De ese convenio hace ya varios años y, por eso, el regidor quiere volver a negociarlo.

Ramón Argüelles considera "vital" el mantenimiento de los restos y también, llegado el momento, impulsar un proyecto para su promoción. Los esfuerzos del Ayuntamiento se centran ahora en la búsqueda de apoyos para concluir la investigación del enclave. Lena ha solicitado al Principado la puesta en marcha de un campo de trabajos arqueológicos europeo. Espera por la respuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine