Lne.es »

Los incondicionales de La Flor

La romería del prau de Piedracea, en Lena, salió adelante a pesar de la lluvia por el empuje de medio millar de romeros que no se pierden la fiesta "aunque esté nevando"

05.04.2016 | 10:33

Llovía sin parar y el prau estaba encharcado. La celebración de la jira de Piedracea, que cierra cada año la fiesta de La Flor en Lena, parecía aguarse por momentos. Pero, en torno a las once de la mañana, empezaron a llegar romeros. No eran muchos, pero sí valientes. Son los incondicionales de esta romería, que tiene más de un siglo de tradición. Los que nunca se la pierden, "aunque nieve". Con tesón y ahínco, consiguieron mantener el programa y sacar en procesión a la Virgen de La Flor. La comida campestre, aunque la lluvia dio tregua, se vio muy deslucida. La Policía Local cifró la asistencia en medio millar de personas, menos de la mitad de los que se suelen contabilizar cuando el sol acompaña.

El prau de Piedracea está en la zona baja del pueblo. Casi escondido y coronado por una ermita que guarda la imagen de la Virgen de La Flor. Paseos arriba y abajo, por la pendiente que une la localidad con la zona de la fiesta, daba María Elena Fernández desde primera hora de la mañana: "Quiero ver si va llegando la gente, porque me da mucha pena que se fastidie la fiesta por el tiempo", explicó. Ella, natural del concejo y casada con un vecino de Piedracea, todos los años recorre más de novecientos kilómetros para disfrutar de la romería. "Recuerdo un año que nos nevó encima, pero aquí seguimos con el bollu y la botella de sidra", aseguró riéndose.

Rogó a la Virgen porque los romeros respondieran y, poco a poco, el prau fue animándose. A las once y media, ya estaban a la puerta de la ermita un buen grupo de fieles. Tere Bellón y Felicidad Rico entraron al templo con cuidado de no resbalar. La primera es de la Pola y, aunque se operó hace poco de una rodilla, bajó con cuidado por la pendiente: "Tengo mucha fe en la Virgen de La Flor", aseguró antes de que empezara el oficio.

Paraguas en mano, los incondicionales iban acercándose a la barra. Héctor González empezó a escanciar sidra para su grupo de amigos, naturales de la localidad, y Nazaret Fernández y Saúl Quiñones intentaban espantar las nubes con la música de la gaita y el tambor. Como si la lluvia supiera que la patrona esperaba, hubo un claro al mediodía que permitió salir en procesión. El oficio se celebró en una ermita concurrida, aunque sin fieles esperando a la puerta como ocurre cuando luce el sol.

Es imposible hablar de incondicionales a la fiesta de La Flor sin nombrar a Ramón Valdés. Cada año, este lenense, viste su montera picona y su chaleco para disfrutar en el prau de Piedracea. También tiene un traje a medida para su perro, "Ping-Ping", que ya no se asusta cuando escucha la gaita: "Es la mejor romería del año, de eso no tenemos ninguna duda", afirmó Valdés, preparado para puyar el ramu.

La de ayer fue la fiesta de los que nunca se la pierden pero, a pesar de la lluvia, hubo algunos novatos por el prau. Fue el caso de Josefa Ortega, Jerónimo Suárez y su hija Yolanda. "Nos insistió mucho nuestro hijo para que viniéramos a ver la romería, somos de Campomanes y es nuestra primera vez en la jira", aseguró Ortega. Su hijo David llevaba ya varios meses insistiendo en que no hay buen lenense que no disfrute en Piedracea. Así que la lluvia no fue excusa, los armó con botas de montaña, y los acompañó hasta el centro del prau.

Terminados los actos religiosos, muchos prefirieron coger el bollu y comer en los bares de la Pola. Sólo algunos valientes buscaron fórmulas para seguir con la fiesta. Como un grupo de chavales de la Pola, que armaron una improvisada "jaima" con palos de fregona y un plástico. Con la jira de Piedracea, y a pesar de la lluvia, la temporada de fiestas de prau ya esta en marcha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine