Lne.es »

De Folixa hasta agotar la sidra

Mieres cerró ayer su fiesta primaveral tras lograr "Gwendal" y "Spanta la Xente" hacer bailar a miles de personas bajo la lluvia durante la madrugada del domingo

18.04.2016 | 09:04

El mal tiempo ha impedido este año a la Folixa na Primavera hacer honor a su apellido. Pese a ello, la cita mierense se despidió ayer con un balance más que notable. La Hermandad de San Bartolomé de Baíña, que estuvo sin desmayo al frente del bar de la fiesta instalado en el parque Jovellanos, repartió gratuitamente durante el fin de semana algo más de 3.000 litros de sidra, más de los que estaban inicialmente reservados. Hubo que pedir más. El único requisito para saborear la bebida de manzana era comprar el vaso conmemorativo de la celebración. Mil unidades se despacharon de cristal fino. Además, para remarcar su participación en las Folixa, unas 500 personas se colgaron al cuello los pañuelos distintivos que también estaban a la venta en la carpa.

La vicepresidenta de la Hermandad de San Bartolomé de Baíña, Sofía Iglesias, destacó ayer la gran cantidad de gente que acudió a los conciertos nocturnos del parque Jovellanos, tanto el viernes como el sábado: "Hubo muchísimo público y por momentos se puede decir que se alcanzó un lleno total", apuntó satisfecha Sofía Iglesias. El sábado, en concreto, actuaron "Spanta la Xente" y a "Gwendal". El grupo asturiano, recientemente premiados con el AMAS al mejor disco folk por su tercer trabajo "Revolucionando", ofreció un concierto de alta tensión. Mientras cantaban el tema "Díes de barricá", se proyectaron sobre el fondo del escenario imágenes de recientes movilizaciones mineras hechas por el fotógrafo de LA NUEVA ESPAÑA José Ramón Silveira. El público se entregó con la banda. Ya en horario de madrugada de domingo le tocó el turno a "Gwendal", una banda de música celta con influencias del rock, el jazz, la música clásica, y como no, los géneros tradicionales irlandeses. El plato fuerte de la programación musical de esta edición de la Folixa no defraudó. La gente bailó bajó la lluvia sin cesar, ya que hubo momentos de auténtico aguacero. Los paraguas sirvieron de cobijo, pero nadie se fue a casa. En el parque Jovellanos hubo actividad hasta ya pasadas las tres de la madrugada.

Mieres despidió ayer la Folixa de forma tranquila. La lluvia de nuevo acompañó más de los deseado. La "bolla" de la Folixa se repartió en varios puntos del casco urbano. Hubo pasacalles, con las actuaciones del Grupo Folclóricu "Prau Llerón" y "Darréu na", y les pipes de sidra se espicharon por última vez. La Asociación "Seis Conceyos" organizó la "Amuesa de deporte tradicional asturianu", con talla vertical y horizontal, tiro de cuerda, tiro al palu y levantamiento de llecheres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine