Alarma en Sotiello al caerse una casa en ruinas en la que trabajaban operarios

Ninguno de los empleados estaba en el edificio cuando la estructura se derrumbó

05.05.2016 | 04:23
Un camión de Bomberos y una ambulancia, frente a la casa en ruinas.

Los vecinos del barrio allerano de Sotiello, en Moreda, se llevaron ayer un angustioso susto. Durante unos minutos temieron que el derrumbe de parte de estructura interior de una vieja casa, que se incendió el año pasado, hubiera atrapado a los operarios que trabajaban en las tareas de demolición del ruinoso inmueble. Poco después de la una de la tarde, una llamada telefónica alertó a la Guardia Civil y al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). El inmueble se había venido abajo y se temía que hubiera heridos graves. La Policía Local también acudió al lugar, pero pronto cundió la tranquilidad. Los operarios no estaban en la obra en el momento del derrumbe, ya que se habían ido a comer.

El inmueble que se está derribando, con todos los permisos en regla, se encuentra muy cerca de las viviendas sociales de alquiler de Sotiello. Los operarios estuvieron trabajando durante toda la mañana y a la hora de comer abandonaron el lugar para continuar a primera hora de la tarde con las labores de demolición. Según ha podido confirmar este diario, lo dejaron todo listo para hacer caer la estructura interior del edificio. Sin embargo, ésta finalmente no aguantó y se fue abajo por sí sola. El estruendo alertó a los vecinos. Uno de ellos, al no ver a los trabajadores, temió que estuvieran enterrados bajo los escombros y llamó a los servicios de emergencias.

Tras desplazarse al lugar un equipo de bomberos y una patrulla del instituto armado, pudieron confirmar que los obreros se encontraban almorzando en un bar próximo, fuera de peligro. Hablaron con el encargo de la obra, que confirmó que "nada grave había ocurrido". De hecho, los trabajos prosiguieron por la tarde con total normalidad.

La casa que se está derribando se encuentra en estado de ruina desde que el pasado mes de octubre fuera pasto de llamas. El incendió resultó peligroso. Uno de los vecinos de la casa colindante tuvo que ser rescatado con un vehículo de altura y, durante las labores, un efectivo de los bomberos resultó herido. "Tal vez fueron los nervios que se vivió aquel día lo que ha hecho que ahora haya vuelto a saltar la alarma", señaló ayer un vecino de la zona a primera hora de tarde. El desalojo del vecino de la vivienda colindante fue el momento más delicado de la intervención que tuvo lugar el pasado mes de octubre. El hombre intentó salir por el portal, pero la alta concentración de humo le impidió llegar a la puerta. Los bomberos accedieron hasta él a través de la ventana de la tercera planta, con un vehículo de altura. Al final, se logró el rescate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine