Lne.es »

El guardián del Camino espera en La Peña

Paulino Arias atiende desde 2008 a todos los peregrinos que pasan por el albergue de Mieres, 393 el año pasado

05.05.2016 | 04:23
Paulino Arias, preparando las literas del albergue.

Una de las variantes más transitada del Camino de Santiago tradicional es la que enlaza León con Oviedo, es decir, la unión del llamado Camino Francés con el Camino Primitivo. Esta ruta pasa por Mieres, donde centenares de peregrinos buscan cobijo cada año para reponer fuerzas y seguir trayecto. Lo hacen en el albergue que el Ayuntamiento habilitó para tal uso en 2008. Está situado en el barrio de La Peña, en el edificio de las antiguas escuelas. Paulino Arias es quien se encarga de recibir y atender a los viajeros. Lo hace desinteresadamente. Es el centinela del reposo, el guardián del camino.

Paulino Arias ejerce como guardés del albergue de manera altruista y desinteresada. Atiende en la medida de lo posible las necesidades de todos los caminantes que deciden pernoctar en Mieres. Les ofrece un techo y también compañía: "Al final la gente lo que busca es un lugar donde ducharse, comer algo y descansar", explica Arias. El año pasado alojó a 393 caminantes. En este caso se puede utilizar la primera persona, ya que todo lo relacionado con el albergue depende directamente de él. Los peregrinos le llaman a su teléfono móvil y le indican la hora de llegada. Les abre las puertas, les da explicaciones y, si deciden dar un paseo por Mieres, está pendiente de su vuelta para de nuevo facilitarles el acceso a las instalaciones. Así día tras día. "Entre noviembre y febrero no viene mucha gente, pero el resto del año casi siempre hay alguien", apunta paulino Arias.

El albergue de Mieres tiene una capacidad para 14 personas, pero es raro que se junten más de dos o tres cada jornada. "La mayoría de la gente que pasa por aquí son gente muy amable, con la que se puede conservar y se muestran agradecidos". Ahora bien, como en todo, hay excepciones: "Luego están los que piensan que se alojan en un hotel de cinco estrellas y, aunque sea gratis, exigen comodidades y quieren entrar y salir a la hora que les viene bien".

Paulino Arias es presidente de la asociación de vecinos "Mercurio" de La Peña. Su labor al frente del albergue del barrio le llevó el año pasado a recibir el galardón "Mierense de año". Él no busca reconocimiento: "Lo hago por la gente, por ayudar, aunque en ocasiones es muy cansado y un poco pesado". Cuando tiene un viaje de carácter personal, el albergue queda cerrado. No ocurre demasiadas veces. "Es una responsabilidad asumir esta tarea, ya que nunca sabes con quién te puedes encontrar". Por regla general Arias hace buenas migas con los peregrinos que pasan por La Peña. "La verdad es que me lleva mucho tiempo, pero debo reconocer que muchas veces es culpa mía, ya que me gusta bastante hablar y puedo echar parrafadas de dos horas con algún visitante".

Mieres del Camino hace honor a su simbólico nombre gracias a la generosa hospitalidad de Paulino Arias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine