06 de mayo de 2016
06.05.2016

Las tecnológicas piden más informáticos

Responsables de Capgemini, Informática El Corte Inglés y el CINN demandan más trabajadores formados en carreras técnicas para que el sector siga creciendo

06.05.2016 | 03:48
Por la izquierda, Berta Bernardo; Manuel López; Silvia Martínez, coordinadora del Club LA NUEVA ESPAÑA en el Nalón; Adolfo Fernández, y Manuel Ángel González, en la charla.

Más trabajadores formados en carreras técnicas. Esto es lo que, esencialmente, necesita el sector tecnológico para poder seguir creciendo, en Asturias y en el valle del Nalón. Así lo explicaron ayer Manuel López, director de la multinacional francesa Capgemini en Valnalón (Langreo), y Berta Bernardo, directora de Espacio Blimea de Informática El Corte Inglés (en San Martín del Rey Aurelio). Ambos participaron, junto a Manuel Ángel González, director de la empresa de bioingeniería Teknos, y a Adolfo Fernández, Investigador del Centro de Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) de El Entrego, en la charla titulada "El futuro después de la minería", organizada por el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas con motivo del vigésimo aniversario de la edición del diario en las Cuencas.

El acto resultó altamente interesante. Manuel Ángel González expuso cómo su empresa, Teknos, llegó recientemente a El Entrego tras la instalación en el centro tecnológico de esta localidad del CINN, un organismo cuyas investigaciones aprovechan y luchan por comercializar. Trabajan con software que permite a los cirujanos diseñar y conocer de antemano las operaciones que van a realizar, en el ámbito de la colocación de todo tipo de prótesis. "En el ordenador nos adelantamos a la realidad quirúrgica; antes la cirugía era algo casi artesanal, ahora se entra con una operación completamente planificada", expuso.

Al año, en el mundo "se ponen 1,2 millones de rodillas, 1,1 millones de caderas. A 3.000 euros la prótesis. Es un gran volumen de negocio, también se colocan 400.000 hombros, más 200.000 tobillos, y muchos millones de placas y tornillos". ¿Quiénes dominan el mercado? Los norteamericanos. El 86% del sector de la bioingeniería se lo reparten cinco empresas, todas ellas afincadas en un condado del estado de Indiana. De ahí la importancia que González dio a la colaboración entre empresas, al fomento de medidas por parte de las administraciones y a una modernización de la Universidad, para que pueda adaptarse y ofrecer formación a profesionales de los nuevos sectores emergentes. Afirmó que en otras zonas de Europa, afectadas por reconversiones mineras similares a la de las Cuencas, como Saint Etienne (Francia) o Sheffield (Reino Unido) el sector biomédico tuvo apoyo, y está ayudando a generar empleo de calidad. Eso sí, advirtió, se trata de proyectos siempre "a largo plazo", con mucho trabajo.

Adolfo Fernández, del Centro de Nanotecnología, explicó la importancia de la investigación para la apertura de nuevas empresas que puedan aprovecharse del conocimiento generado. "Una unidad del centro analiza las nuevas necesidades de materiales existentes en el mercado, y a partir de ahí, se trabaja en encontrar soluciones", dijo. Así, se colabora con sectores como el biomédico, al que ofrece implantes mayor duración (los actuales duran de 10 a 15 años), sustitutos óseos (que evitan más operaciones) y materiales que favorecen la regeneración de hueso. Se llega incluso a trabajar con "células madre", para que cualquier material que se implante sea identificado por el cuerpo del paciente como un tejido propio.

El CINN también ha sido el germen (antes de implantarse en El Entrego) de una empresa que fabrica materiales cerámicos avanzados, que resisten todo tipo de sustancias químicas, o también altísimas temperaturas que los metales no aguantarían. Se trata de otro ejemplo de lo que significa investigar desarrollando materiales a muy pequeña escala, para hacerlos extraordinariamente resistentes.

Manuel López, por su parte, indicó que Capgemini llegó al Valle del Nalón gracias a la apuesta realizada por el sector tecnológico por el Principado. En 2005 abrió su planta, que actualmente cuenta con 800 trabajadores, cuando su objetivo inicial era alcanzar los 350 empleos. "Aproximadamente el 20% de los trabajadores", afirmó, son residentes en la comarca. Asturias posee dos facultades de Informática y centros de Formación Profesional que desarrollan este conocimiento. Este fue otro de los motivos de la llegada de la multinacional, que "repatrió" a muchos informáticos asturianos y se logró que "mucha gente que acabó estos estudios se quedase en la región". Prácticamente todo el trabajo que desarrollan, software y soluciones informáticas individualizadas, lo realizan para otras partes de España, y para el extranjero, sobre todo Estados Unidos o Francia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine