Lne.es »

Carlos Vigil: "Es viable implantar una industria aeronáutica en Asturias"

El experto explicó en La Felguera su proyecto para crear una empresa de construcción de ultraligeros en Riaño

20.06.2016 | 04:33
Silvia Martínez y Carlos Vigil, durante la charla.

El Círculo Aeronáutico "Jesús Fernández Duro" quiso dar cabida al entusiasta testimonio de Carlos Vigil Urbina, técnico superior en mantenimiento de aeroplanos y emprendedor, que se acercó al Centro de Imagen y Sonido de Langreo para presentar el proyecto "Eurocraft Light AirPlanes". Su charla "Fabricar ultraligeros en Asturias, un proyecto viable y un sueño posible" se enmarca dentro de las actividades de la XIII Semana de la Aeronáutica y del espacio.

José David Vigil-Escalera, presidente de honor de la entidad organizadora, abrió el acto que contó con la colaboración del Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas y en el que estuvo presente el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez. Vigil-Escalera subrayó la ascendencia asturiana del conferenciante que "es nacido en Caracas pero de padre asturiano, de Pola de Siero" y glosó su experiencia como experto en reparación y fabricación de ultraligeros en Estados Unidos y Europa.

"Crecí al lado de un aeropuerto y de ahí viene mi afición por los aviones" aseguró Carlos Vigil, que en la actualidad intenta poner en marcha su proyecto de diseño, desarrollo y fabricación de naves ultraligeras desde el semillero de empresas del Parque Científico de Gijón. Y es que, según explicó, "quiero hacer un avión sólido, robusto y fácil de volar". Otra de las pretensiones de Vigil es "construir un aparato económico y que esté al alcance de todos" ya que, tal y como expresó, "en la actualidad los ultraligeros son muy caros y cuestan entre cien y ciento sesenta mil euros, mientras que nuestro prototipo no llegará a los cincuenta mil euros".

"Eurocraft Light Airplanes" pretende fabricar naves al alcance de los países emergentes cuyas condiciones económicas y geográficas "no son las de Europa", dijo su promotor, que expuso su intención de "fabricar aeroplanos que funciones con motores diesel, un combustible que puede encontrarse en todo el mundo, de ala alta y provisto de un tren de aterrizaje durísimo que permita aterrizar hasta en un prao".

El emprendedor apuntó que el principal problema al que se enfrenta el proyecto es la falta de medios económicos y de implicación de las administraciones y de inversores privados, ya que "la gente cuando invierte quiere ver las ganancias inmediatamente y, en nuestro caso necesitaremos dos años para ver resultados".

A pesar de las dificultades, el experto en ultraligeros dejó patente que no pierde la esperanza de ser pionero "tal y como lo fue Jesús Fernández Duro" y sigue soñando con un proyecto que de hacerse realidad, se desarrollaría íntegramente en Asturias pues según su impulsor, "tenemos una tradición industrial brutal y es viable asumir el reto de una industria aeronáutica aquí".

"Compraríamos los componentes a fabricantes externos y desarrollaríamos la estructura en fibra de carbono o duraluminio, para llevar a cabo el ensamblaje del aparato en una nave del polígono de Riaño que ya está a nuestra disposición", manifestó un Vigil seguro de que "nos enfrentamos a un desafío que de materializarse, además de generar empleo y riqueza, pondrá a Asturias y a Langreo en el mapa y en el mundo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine