17 de agosto de 2016
17.08.2016
Lne.es »

Laviana, de jira hacia el Descenso

La romería que cerró las fiestas patronales de la Pola congregó a cientos de personas y sirvió para calentar motores para la gran fiesta fluvial que se celebrará este sábado

17.08.2016 | 04:09

Esta es una semana de desenfreno para Laviana. Este sábado el concejo celebra su fiesta por excelencia, el Descenso Folklórico del Nalón, pero ayer fue momento de calentar motores con la gran jira, que congregó a cientos de personas en el recorrido desde la plaza del Ayuntamiento hasta La Chalana, donde tuvo lugar la romería. Incluso alguno aprovechó la ocasión para darse un chapuzón en el río, con la idea de combatir el calor.

La ruta se inició sobre las cuatro y media de la tarde. Cada peña, con su camiseta conmemorativa, viajó con su propio camión, colapsado de bebida y música a todo trapo. Un par de horas invirtieron los romeros en recorrer Laviana, entre bailes y vasos, para terminar desatados hasta que el cuerpo aguantó en un emplazamiento bien preparado para la ocasión. El prau la Chalana estuvo perfectamente acondicionado para que los jóvenes se instalasen en la zona despejada, pero también contó con otra con mesas y sillas para quienes apostaron por una jira más relajada.

"En la Pola no perdemos una fiesta", contaron algunos de los más implicados en la celebración, como el caso de Elena Lamuño y Rocío Cosme, que al mismo tiempo aseguraron notar "algo menos de gente que otros años: de hecho, alguna peña este año no vino". Y es que, como apuntan, "hay gente que se quiere reservar para el Descenso". Un total de siete peñas fueron las que se apuntaron a la jira, pero el hecho de que la gente haya decidido repartirse entre una celebración y otra "se ha notado en que por ejemplo no se han usado todas las camisetas que se prepararon", cuentan.

Eso sí, el colofón al paseo por Laviana fue ni más ni menos que entonar a coro la canción "Chalaneru". A la llegada a la Chalana, como manda la tradición, la romería se convirtió en un concierto improvisado. Se apagaron las bachatas y el reggaeton para que sonasen los acordes de una de las canciones más emocionantes que se pueden entonar en Asturias. Todos dejaron los vasos y pararon el baile para cantar. Con el "qué lleves en la Chalana, llevo roses y claveles, y el corazón de una xana", se fueron instalando en el prau. A su llegada, todos lo tenían claro: "Ahora viene la mejor parte de la jira, que ya estamos cansados de caminar". Eso sí, a los que acudieron solamente a ver el paso de las peñas les sorprendió que llegaran "tan separadas al final, subieron muy despacio y al ser algo menos de gente que otras veces queda un poco desdibujado". Y no hubo mejor colofón que la fiesta de la espuma para la intensa celebración vivida en la jornada.

Otro apartado fue el de las incidencias. No se libró la jira de incidentes leves como cortes o algún golpe fortuito, pero tampoco de indisposiciones por culpa del alcohol. La Policía y Protección Civil indicaron que "solamente hubo un traslado al Hospital Valle del Nalón por una intoxicación etílica y poco más, el resto solo alguna herida sufrida en el río", expusieron. Con esta jira, Laviana despidió sus fiestas y aunque todavía queda la responsabilidad de la limpieza del prau para hoy, la Pola mira con muchas ganas al sábado. Llega el Descenso, una fecha marcada en rojo en el calendario y que esta vez promete volver a llenar de diversión el río Nalón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine