30 de agosto de 2016
30.08.2016

Los chicos del Carmín toman Felechosa

La localidad allerana celebró su romería, nacida hace un siglo y organizada por los jóvenes del pueblo, según marca la tradición

30.08.2016 | 04:07
Un grupo de jóvenes, durante la procesión del Carmín celebrada ayer en Felechosa.

Tras el final de la verbena del domingo en las fiestas del Carmen, en la localidad allerana de El Pino, la fiesta se trasladó ayer un kilómetro más al sur, concretamente a Felechosa, donde los jóvenes tomaron el testigo para disfrutar de la romería del Carmín. El origen es incierto, aunque algunos apuntan a que el festejo nació hace más de un siglo. Los impulsores fueron un grupo de jóvenes que, al regresar de las fiestas de El Pino, fueron solicitando por las calles del pueblo "panchones", un pan moreno tradicional, con el objetivo de reponer fuerzas y seguir de fiesta. La anécdota se convirtió en tradición y en la actualidad goza de un gran seguimiento por parte de los jóvenes alleranos.

Son precisamente los más jóvenes los que pasean a la patrona, los que organizan buena parte del programa y los que se afanan durante semanas para que todo esté en su sitio el día del festejo. De hecho, las fiestas del Carmín siguen ocupando un destacado puesto en el calendario y todos hacen lo posible por no perdérselas cada año, sin importar la edad de los asistentes.

Así lo demuestra Manuel, el del Relojero, que con 88 años regresó ayer a su pueblo natal desde Madrid sólo para participar en la fiesta; o Tino, el de Soledad, que a sus 83 años sigue viniendo desde Valencia para participar en la cena del arroz colorao -uno de los actos previos a las fiestas del Carmín- sin perderse ninguno de los eventos que figuran en el programa festivo.

La asociación cultural "La Pitera", de Felechosa, es la encargada de perfilar el programa de actos. Así, organizaron a las once y media de la mañana un pasacalles por el pueblo que corrió a cargo de la banda de gaitas "El gumial". Una hora más tarde, y con origen en el barrio Baxo, comenzó la procesión, que culminó en la ermita de la virgen de La Antigua. Fue allí donde se celebró una solemne misa oficiada por el párroco del Alto Aller. También tuvo lugar la tradicional puya'l ramu, presentada por Andrés Díaz.

Finalizados los actos religiosos, la acción se trasladó al centro de la localidad. Fue allí donde se organizó una sesión vermú con música asturiana de gaita y tambor que se alargó hasta más allá de las tres de la tarde. Después, familias y amigos se reunirían ante la mesa para celebrar una comida de confraternización.

Los deportes también hicieron acto de presencia en el programa del Carmín de Felechosa. Por la tarde, Julio García, que es seis veces campeón del mundo de "press banca" y cuatro veces campeón de Europa en la misma disciplina, hizo una exhibición de fuerza. Le acompañó también Erika Rodríguez, campeona de España de peso muerto y subcampeona del mundo en este mismo deporte. Asimismo, los más pequeños disfrutaron de diversas actividades tan sólo para ellos, como hinchables, pintacaras, globoflexia y juegos tradicionales.

La música llegó por la noche con el festival Santos Bandera de canción asturiana. La cita contó con la participación de artistas de la tonada como Pablo Carrera, Liliana Castañón, Jorge Tuya, Marisa Valle Roso y El Ché de Cabaños. Tras la tonada, comenzó la verbena a cargo del grupo "Beatriz" y la orquesta "Europa Big Band". El encargado de poner el broche final a los festejos fue el DJ de "3Event".

Como manda la tradición, al amanecer hay que recoger el "Panchón" por las calles del pueblo, como hicieron los impulsores de esta fiesta centenaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine