29 de septiembre de 2016
29.09.2016
Lne.es »

Un supermercado de Mieres, desalojado al sufrir irritaciones tres trabajadoras

Las empleadas referían picor en la garganta y falta de aire, aunque los bomberos no detectaron ningún tóxico

29.09.2016 | 03:50
Un supermercado de Mieres, desalojado al sufrir irritaciones tres trabajadoras

Eran las 11.40 horas cuando agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Mieres desalojaron un supermercado en la calle Carreño Miranda. Un camión de bomberos aparcó cerca y los trabajadores esperaban a la puerta. "¿Qué pasó?", era la pregunta más repetida. Y la respuesta aún no está muy clara. Tres empleadas tuvieron que ser atendidas en el centro de salud, aquejadas de falta de aire y picor en la garganta. El resto de empleados y clientes fueron desalojados durante una hora. Los bomberos ventilaron el local y no detectaron tóxicos. No se descarta que alguien lanzara una sustancia dañina, de venta libre, que se desvaneció durante la mañana.

Los empleados del local percibieron un olor desagradable, "parecido al gas", según explicaron ayer fuentes policiales. Fue entonces cuando dieron la voz de alarma y los agentes procedieron a evacuarlos. Una vez fuera del establecimiento, se les ofreció la posibilidad de acudir al hospital. Ningún trabajador aceptó la oferta, aunque tres empleadas sí fueron por sus propios medios al centro de salud. Aquejadas de falta de aire, se les suministró oxígeno hasta que empezaron a respirar con normalidad.

Sus compañeros, mientras tanto, esperaban a la puerta del establecimiento. Agentes de la Policía Nacional cerraban el paso a los clientes, mientras que la Policía Local regulaba el tráfico. Un tramo de la calle Carreño Miranda se cerró a los vehículos durante la hora en la que el supermercado permaneció bajo alerta. Esta situación causó cierto caos en el centro de Mieres, con atascos de coches en las calles paralelas.

Eran las 12.24 horas cuando los bomberos dieron por finalizada la intervención. Según fuentes oficiales, recorrieron el establecimiento con medidores y no hallaron ningún tóxico. Una vez ventilado el local, desapareció el olor desagradable que había puesto en alerta a los trabajadores. Los responsables del supermercado anunciaron que tenían previsto avisar a los técnicos de mantenimiento para que revisaran todos los aparatos de refrigeración del local.

Los técnicos tampoco encontraron ningún desperfecto en los refrigeradores. Así las cosas, la única explicación es que alguien lanzara una sustancia irritante o tóxica en el local. La Policía Nacional, al no encontrar rastro los bomberos, no ha anunciado ninguna investigación sobre lo ocurrido. Los responsables del establecimiento, por el momento, tampoco han presentado ninguna denuncia.

La normalidad tardó poco en llegar. Una vez se reabrieron las puertas del local, trabajadores y clientes volvieron a sus labores. La tarde transcurrió sin sobresaltos y, según ha podido saber este diario, ningún trabajador necesitó la baja médica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine