Un derbi de época muy solidario

El partido entre el Sporting y el Oviedo disputado en Lena congregó a futbolistas, periodistas y artistas y recogió medio millar de paquetes para la asociación Red Madre

02.01.2017 | 02:57
Un derbi de época muy solidario
Los participantes en el derbi de época posan junto con miembros de la organización.

El campo del lenense retrocedió medio siglo en el tiempo, en la mañana de la Nochevieja. Lo hizo por una buena causa, recoger pañales, ropa y otros enseres para la asociación Red Madre. La solidaridad de Asturias en general y de las Cuencas, en particular, volvió a quedar patente, ya que el colectivo hizo acopio de en torno al medio millar de paquetes de pañales. Al campo sintético del Apptelo Sotón saltaron periodistas, deportistas, futbolistas, exfutbolistas y artistas para recrear un derbi de época, concretamente de finales de los años 50. El Sporting mucho mejor armado en esta convocatoria, se llevó el partido por 2-5.

La recreación estuvo tremendamente lograda. Desde la banda de música, que interpretó los himnos de ambos conjuntos a su salida al campo, además de otras piezas para el deleite del público. Hasta la ropa fue tejida especialmente para la ocasión. Aunque solidario, y aunque de época, un derbi sigue siendo un derbi. Y eso también se notó en el campo. Los entrenadores de Sporting y Oviedo, Joaquín Alonso y Heri Frade, pusieron sobre el césped a sus mejores hombres. Y los rojiblancos fueron mejores. Con Michel Madera aún en activo, Iñaki Eraña por el que no parecían haber pasado los años o Montse Tomé y Pablo Álvarez, que pusieron la calidad y el toque, los sportinguistas tuvieron las cosas más fáciles. Y en la portería contaban con un seguro: Ángel Mateos. Por parte del Oviedo, la presencia de Vili o del goleador Carlos Muñoz, que además cayó lesionado en los primeros compases del choque, fueron suficientes para que otros oviedistas de pro como los cantantes Pablo Moro o Mario Álvarez, pudieran desatascar el juego azul. Mas allá de los goles, algunos de bella factura como una volea de Michel o un tanto de falta por la escuadra de Mario Álvarez, uno de los grandes protagonistas de la mañana fue Manuel. El pequeño, de ocho años, y que padece síndrome de Down, había llegado al Sotón vestido con el mismo traje que llevaba el Sporting y que su madre le había tejido. Entró en el vestuario con los rojiblancos y salió de la mano del capitán Santi Pérez.

El momento apoteósico llegó al comienzo de la segunda parte, cuando Quique Mejuto González señalaba un penalti a favor del Sporting. Los jugadores rojiblancos decidieron que ese chute lo hiciera Manuel, que marcó un tanto junto a algunos de sus ídolos que será muy difícil de olvidar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine