08 de marzo de 2017
08.03.2017

La investigación de la reyerta de La Pomar se centra en la búsqueda del arma

La encarcelada por herir a cuatro personas manejó el objeto punzante "con habilidad" y es aficionada al "krav magá", un método de lucha israelí

08.03.2017 | 18:14

El arma con la que se perpetró el apuñalamiento de cuatro personas en La Felguera en la madrugada del domingo sigue sin aparecer. Por la forma y la profundidad de las heridas, la Policía busca un arma punzante corta. La acusada por herir a cuatro personas en esta pelea, que está en prisión desde el lunes a mediodía, manejó esta arma "con habilidad", según pudo conocer LA NUEVA ESPAÑA.

V. M. R., con antecedentes policiales antes de la brutal pelea del domingo a las seis de la mañana, mostró "habilidad" para manejar el arma con la que presuntamente "pinchó" a cuatro personas. Dos de ellas tuvieron que ser trasladadas en estado grave al hospital. Ahora evolucionan de sus heridas, que inicialmente hicieron que fuesen ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La detenida es aficionada a un método de lucha y defensa personal, el "krav magá", utilizado por las fuerzas de seguridad israelíes, y cuyo aprendizaje se está extendiendo rápidamente por muchas zonas de Europa y Estados Unidos.

La búsqueda del arma con la que se pudo perpetrar la agresión es ahora prioritaria en la investigación. Por las heridas recibidas, se estaría buscando un "arma punzante corta". También se analiza si el apuñalamiento pudo producirse cuando la mujer salió en defensa de su pareja inmerso en una pelea, tal y como asegura el entorno de la detenida.

La presunta autora de las heridas a cuatro personas ingresó en la cárcel de Villabona el lunes, tras dictar auto de prisión la titular del Juzgado de primera instancia e Instrucción número 3 de Langreo. En el escrito se ordenaba "prisión provisional, comunicada y sin fianza por varios delitos de lesiones agravadas del artículo 148.1 del Código Penal, por utilización de arma o elemento peligroso". Ante la jueza, V. M. R., de unos treinta años de edad, se acogió a su derecho a no declarar. El abogado defensor, Arturo Alonso, tiene previsto "presentar una serie de alegaciones para intentar que quede en libertad lo antes posible". El objetivo es que no haya prisión provisional, y que mientras se investiga y se instruye el caso, la acusada pueda estar en libertad. "Luego, a lo largo del procedimiento, se podrá acreditar si fue la autora o no de los hechos", añadió ante los Juzgados el encargado de la defensa.

La reyerta se produjo en el barrio de La Pomar, la zona de copas más importante de Langreo, sobre las seis de la mañana. En ese momento unas parejas se enzarzaron en una discusión que acabó dramáticamente, con cuatro heridos. Los dos menos graves, un hombre y una mujer, tenían un corte en la espalda y un "pinchazo" en el abdomen, respectivamente. Peor suerte corrieron otros dos chicos. Uno de ellos recibió dos puñaladas en el tórax, que le provocaron un neumotórax (un colapso pulmonar). El segundo recibió seis "pinchazos" en la espalda.

A los pocos minutos de la pelea, y ya alertada la Policía, la acusada fue identificada y arrestada como presunta autora de las lesiones. Al mismo tiempo que los agentes investigaban, los equipos sanitarios se encargaban de los heridos. Los dos más graves fueron primero al hospital de Riaño, y luego fueron trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine