28 de mayo de 2017
28.05.2017

Una mujer espanta a un oso que atacaba a un ternero en el pueblo de Tuiza de Arriba

El suceso, confirmado por la Guardería, se produjo de madrugada y a menos de 200 metros de la casa de Blanca Pulgar

28.05.2017 | 10:25
El veterinario Alberto Martínez cura la herida del ternero, con la ayuda de Quique González y el ganadero Simón del Corro, ayer, en Tuiza de Arriba.

Blanca Pulgar se llevó el susto de su vida en la madrugada de ayer. Esta vecina de Tuiza de Arriba espantó a un oso que estaba atacando al ternero de un vecino, a menos de 200 metros de su casa. "Jamás en la vida lo había pasado tan mal", afirmó, aún conmocionada por lo ocurrido. Simón del Corro, el propietario de la res, tuvo que llamar al veterinario a primera hora de la mañana para que curara al maltrecho animal: "Esto es lo malo de que vuelvan los osos", aseguró.

Eran las cuatro menos diez de la mañana. Blanca Pulgar lo sabe porque miró el reloj antes de salir de casa: "Estaba en la cama y me despertaron las vacas. Estaban mugiendo sin parar, así sólo mugen cuando ven al oso", afirmó. Como las vacas parecían cada vez más agitadas, decidió salir y descubrió que el alboroto se estaba produciendo en la finca de Simón del Corro. A menos de 200 metros de su casa.

"Estaba casi convencida de que tenía que haber un oso, pero me parecía increíble que estuviera tan cerca", afirmó. Así que ella, junto a sus perros "Tuna", "Samba" , "Tigre" y "Cuqui", empezaron a correr hacia el prau: "Iba gritando y los perros ladrando, quería que se asustara para que se espantara", explicó. Y lo consiguió, pero llegó a tiempo de ver al oso corriendo por la finca. Blanca Pulgar aseguró que se llevó un buen susto: "Aún ahora estoy nerviosa, era muy grande. Yo sólo había visto osos en Cabárceno".

La escena en la finca no era agradable. Un ternero estaba tendido en la hierba, sangrando sin parar y con heridas en las patas. "El resto de las vacas se salvaron porque echaron a correr, pero si no lo llegamos a espantar hubiera causado muchos daños", afirmó. Simón del Corro, el dueño, se enteró de lo ocurrido poco después. Llamó al veterinario Alberto Martínez para que curara las heridas del ternero.

Lo ocurrido causó una gran expectación en el pueblo. Al mediodía, la cuadra de Simón del Corro estaba rodeada de vecinos. Algunos, como Quique González, echaron una mano para curar al animal. También recibieron la visita de los miembros de la Guardería del Principado, que confirmaron el ataque: "No hay duda de que es un oso", dijeron. "El xatu está muy mal, no sé si saldrá adelante", lamentó del Corro. El veterinario volverá para revisar las heridas el lunes.

Es un suceso sin precedentes en la zona. Blanca Pulgar aseguró ayer que el oso ya había estado cerca otras noches, "pero no dejó ninguna pista". Otra vaca de Simón del Corro apareció devorada hace unos meses. Según la Guardería del Principado, tras el ataque de un lobo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine