03 de agosto de 2017
03.08.2017

Hunosa tiene informes que eximen su responsabilidad en las grietas de Boo

La hullera niega la actitud "prepotente" que le asignan los vecinos y argumenta que su responsabilidad social es "ejemplar"

03.08.2017 | 03:21

La hullera estatal Hunosa quiso salir al paso de las críticas vertidas desde la asociación de vecinos "San Juan Bautista" de Boo (Aller), que calificaba de "prepotente" a la empresa por la negativa a responsabilizarse por las grietas que aparecen en el pueblo, asegurando su "ejemplaridad" en responsabilidad social y compromiso con el territorio. En cuanto a su rechazo a hacerse cargo de los daños, argumentan que se debe a la existencia de informes especializados que aseguran que se deben a un deslizamiento de la ladera y no a una subsidencia por labores mineras.

"Hunosa siempre ha sido una empresa ejemplar en materia de responsabilidad social y compromiso con el territorio siendo, con mucha diferencia, la empresa asturiana que más fondos destina a este capítulo", apuntan desde la hullera. Aquí aluden a las diferentes inversiones que se han realizado para la recuperación de espacios degradados, mejoras ambientales, generación de suelo industrial, rehabilitación de patrimonio cultural o mantenimiento de infraestructuras para uso vecinal. "Un compromiso más que palpable", subrayan, por el que la hullera "rechaza tajantemente que mantenga una actitud prepotente o displicente en el asunto de las grietas de Boo".

Al respecto de los daños en el pueblo allerano, la compañía estatal argumenta que la razón de su rechazo a asumir responsabilidades "es de índole técnico, ya que los informes recabados por la compañía y elaborados en los últimos años por investigadores de varias universidades, como la de Oviedo o la de Vigo, además de empresas especializadas, señalan claramente que estos daños, por su morfología y tipología, se deben a un deslizamiento de ladera y no a una subsidencia por labores mineras".

El problema de las grietas en el pueblo allerano de Boo se remonta al año 1994. Fue entonces cuando los daños en casas obligaron a derribar los antiguos cuarteles de Puenxo. Veinte familias quedaron sin vivienda. Tras años de pleitos contra Hunosa, el Tribunal Supremo dictaminó que los daños se debían a la subsidencia minera (los movimientos de los pozos que están debajo del pueblo). La hullera pública indemnizó a los damnificados, pero las grietas volvieron a aparecer y los vecinos planean iniciar una nueva demanda ante la resistencia de la hullera a asumir las responsabilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine