09 de agosto de 2017
09.08.2017

La fabada apetece en "veroño"

El centro social del Carmen, en Langreo, culminó sus fiestas con la gran comida, que este año "entró muy bien" por las suaves temperaturas

09.08.2017 | 03:48
La fabada apetece en "veroño"

Los vecinos de La Venta (Langreo) se dieron cita ayer en su centro social para despedir "como dios manda" las fiestas del Carmen. La protagonista del día fue la buena fabada, degustada sin demasiados sofocos por los asistentes gracias a las suaves temperaturas del "veroño" astur. "Entra muy bien", afirmaron los comensales. La fabada no fue lo único que se comió en un día de verano que parecía de otoño. De primero hubo sopa de "currusquinos" para entrar un poco en calor. Después llegó el plato principal, la fabada, con abundante compango. Para rematar la "farturina" estaban los tres tipos de postre: arroz con leche, frixuelos y casadielles. El café, con "gotines" de orujo, fue el desatascador final, lo que facilitó que se pudiera "bajar la comida".

La cocinera en la comida que pone fin a las fiestas es Mari Carmen Ruiz, a la que siempre ayudan su hermana y sus nueras. Afirma que en la preparación de la fabada, no hay ningún misterio. "Cinco kilos de alubias y otros tantos de chorizo, tocino, lacón y morcilla. Todo casero".

Para Carmen Ruiz esta es su última vez al frente de la cocina en el centro social. La relevarán en el puesto Sara Zapico y César Riera. "Este es mi último año aquí en este día como cocinera. Me retiro para poder cuidar de mi nieto", comentó Ruiz, quien aseguró a su vez que "no dejaré de venir al centro para disfrutar y comer con todos la fabada", una gran tradición de las fiestas del Carmen.

Otros años se daba la posibilidad de elegir entre la fabada asturiana y les fabes con almejas. Pero hace ya un tiempo que, haga mucho sol y calor, como es habitual en agosto, o el tiempo esté fresquito, como ayer, la fabada era la triunfadora. "Les fabes con almejes la acabábamos tirando. La gente quiere la fabada de siempre", aseguró la cocinera.

Ruiz no es la única que "cesa" en sus funciones, Leni Alperi, quien estuvo veinte años como ayudante de cocina y unos ocho de socia en el centro, puso también punto y final a su labor. "En febrero de este año me retiré. No obstante vendré a comer aquí la fabada con todos y a jugar al parchís", puntualizó Alperi, que en esta ocasión llegaba acompañada de José Luis González del pequeño Martín, "el comensal más joven". Fueron unas 25 personas las que disfrutaron ayer de la tradicional comida que pone fin a los festejos. "Llevo unos siete años viniendo a comer la fabada. Está insuperable", manifestó con entusiasmo Tonín Casas, más conocido como Tonín "El panaeru".

Desde las dos, con la comida, se escucharon historias de la vida y muchas. Este año los asistentes fueron algunos menos que en anteriores ocasiones. Una de las invitadas declaraba que "hoy hay menos gente, algunos fallecieron". Hay que tener en cuenta que las fiestas las organiza la asociación en pensionistas y jubilados. El centro social se despidió hasta el próximo 25 de agosto, fecha en la que se reabrirá con la nueva directiva. Las fiestas comenzaron el pasado sábado con el maratón de parchís y tute. El grupo "Cuarzo" actuó por la noche. Durante las celebraciones hubo, sobre todo, mucha música asturiana. Hasta el año que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine