21 de agosto de 2017
21.08.2017

Una fuga de gas en Pola de Lena obliga a desalojar a 17 vecinos durante tres horas

Operarios que arreglaban una avería en la red de agua, que dejó sin suministro a 200 familias, picaron la tubería de gas durante las labores

21.08.2017 | 09:57
Operarios trabajando en la zona donde se produjo la rotura de las tuberías.

Debía ser un tranquilo domingo de verano en Pola de Lena. Pero un escape de gas y la rotura de una tubería de agua provocaron ayer un gran revuelo en el centro de la capital del concejo lenense. Un total de diecisiete personas tuvieran que ser desalojadas de su domicilio, y casi 200 familias pasaron más de dieciocho horas sin suministro de agua. Al final todo se quedó en un susto mayúsculo, sobre todo para los ciudadanos evacuados, y en una molesta jornada para los que tuvieron que quedarse sin agua mientras se reparaba la tubería.

Todo comenzó de madrugada, en torno a la dos, cuando estallaba una tubería del servicio de agua en la calle Menéndez Pidal de Pola de Lena, justo al lado del barrio de Santa Cristina. Los vecinos llamaron a los servicios de emergencias, y en la zona se personaron personal del Ayuntamiento y de la empresa Aqualia, que comenzaron a buscar el lugar donde se había producida la avería. Durante ese tiempo, procedieron a cortar el agua, y más de 200 familias que viven en la zona se vieron afectadas por la medida, quedándose sin suministro durante buena parte de la jornada de ayer.

Sin embargo, en el transcurso de los trabajos, los operarios picaron una tubería de gas. Allí se personó la Policía Local, que fue quien comisionó la presencia de los bomberos a través de una llamada al Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias. Fue a las pasadas las nueve y media de la mañana. De inmediato se movilizó a varios efectivos de Bomberos del parque de Mieres y también al Jefe de Bomberos de la Zona Centro Este, que llegaron al lugar del suceso.

Por precaución, comenzaron a desalojar a las familias de uno de los bloques del barrio de Santa Cristina. En total, 17 personas tuvieron que dejar sus casas del edificio de cinco plantas que más cerca estaba del escape de gas. Paralelamente, también se cortó el acceso a la calle. Los portavoces del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), explicaron que fueron los bomberos los que pidieron la colaboración de los profesionales de la empresa del gas, que localizaron y cortaron la traída. Durante las horas siguientes, los bomberos realizaron varias mediciones en el entorno con el explosímetro, tanto en la zona, donde hay varios establecimientos comerciales y hosteleros, como en el inmueble evacuado, cercano al lugar de la fuga, y no detectaron ningún valor que pusiera en riesgo la integridad de los vecinos. Tras ventilar los trasteros del edificio, los bomberos permitieron volver a sus casas a los vecinos pasadas las doce de la mañana.

El concejal de Obras de Lena, Jesús Fernández, que estuvo presente durante la mañana en la zona supervisando los trabajos, explicaba lo sucedido: "Tras localizar la rotura y cortar el suministro, las labores se centran en sustituir el tramo dañado para poder restablecer el servicio a los vecinos lo antes posible". Además, el concejal pidió disculpas a los vecinos y comerciantes perjudicados por la rotura de esta tubería de agua.

Una vez reparada la fuga de gas, llegó el turno de la de agua. Durante buena parte del día de ayer los operarios trabajaron sobre el terreno con el objetivo de restablecer lo más pronto posible el suministro. La fuga provocó de madrugada una gran riada por la calle Menéndez Pidal, que incluso llegó a anegar algún garaje, tal y como relataron vecinos de la zona en las redes sociales. A cierre de esta edición aún no se había reparado la avería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine