30 de agosto de 2017
30.08.2017

El siglo bien llevado de Santa Bárbara

Hunosa limpia el entorno de Bustiello, como pedían los vecinos, para la celebración del centenario de los Cuarteles el próximo sábado

30.08.2017 | 03:44
La limpieza y el desbroce del entorno de Santa Bárbara que llevó a cabo Hunosa.

Quién pudiera llegar a los cien años con tanta vida. Los Cuarteles de Santa Bárbara, construidos al calor que desprendían los empleos de la minería, celebrarán este sábado su primer siglo de historia. Y para que esos cien años de Santa Bárbara luzcan lo mejor posible, Hunosa ha respondido a una petición vecinal: la limpieza de las zonas verdes que rodean los cuarteles y el vecino poblado minero de Bustiello. Limpio el entorno, animados los vecinos: ya está todo listo para la cita.

El Ayuntamiento de Mieres y el colectivo "Nacimos y vivimos en los cuarteles de Santa Bárbara" organizan el encuentro. Está previsto reunir a decenas de vecinos que aún viven o vivieron en el barrio. Memoria viva y recuerdo nítido para unos cuarteles que levantó, a principios del siglo XX, la Sociedad Hullera Española. Primero se habían construido los de Moreda, Caborana y Ujo. "Las obras se terminaron en 1917, cuando algunos obreros empezaron a habitar las casas, paulatinamente, hasta 1918. Uno de los primeros fue mi abuelo, y llegó allí cuando mi madre tenía 8 años", señaló Fernando Álvarez, uno de los portavoces de "Nacimos y vivimos en los cuarteles de Santa Bárbara".

Los Cuarteles están incluidos en el expediente del Bien de Interés Cultural (BIC), que está tramitando el Principado, y que encabeza el poblado de Bustiello (justo al lado de los Cuarteles). Son una muestra del paternalismo industrial: el cuidado del "patrón" para que los trabajadores tuvieran mejoras sociales. Además de las viviendas, como estos Cuarteles de Santa Bárbara, también pusieron en marcha economatos laborales y sanatorios.

El poblado de Bustiello es uno de los más representativos en España. De hecho, aún está en pie el sanatorio. El inmueble es, actualmente, de titularidad regional. Hace unos días, los vecinos de la zona denunciaron el mal estado en el que se encuentra el edificio. La cubierta está hundida, el emblemático corredor amenaza con caer y se están produciendo daños estructurales. El Ayuntamiento ha reclamado mejoras sin que, hasta el momento, haya obtenido respuesta.

Sí obtuvo respuesta otra demanda vecinal. La de que se limpiaran los espacios verdes del entorno. Operarios de la Fundación Laboral Santa Bárbara (Fusba) -entidad de Hunosa- han trabajado en la zona para eliminar toda la maleza y podar la hierba. También colaboró el Ayuntamiento de Mieres, con la cesión de maquinaria durante las labores.

Todo listo para celebrar el centenario. Los actos incluyen una misa en honor a los fallecidos del barrio, que tendrá lugar en la iglesia de Bustiello. El encuentro entre vecinos será después y esperan participantes de todo el mundo: hasta los Cuarteles de Santa Bárbara llegarán mierenses que ahora viven en Latinoamérica y distintos países de Europa: "El centenario se cumple a finales de año, pero aprovechando que hay mucha gente de vacaciones los actos se celebrarán el próximo 2 de septiembre", explicaron desde la organización.

Recuerdos

Los recuerdos están asegurados. El programa incluye un homenaje a los dos "niños" más veteranos de los cuarteles: Teresa Díaz Fernández, de 91 años, y Francisco Díaz Muñiz, de 85. Ella nació en los Cuarteles de Santa Bárbara y sigue viviendo allí. Eso sí, ha cambiado de casa: nació en el número 16, pero la familia se mudó a la vivienda anexa porque era más grande. "Teníamos que entrar 9 hermanos y mis padres", recuerda de aquella época, no sin nostalgia. Eran tiempos de jugar fuera y de que las tardes terminaran siempre en una fiesta: "Cuando éramos pequeños jugábamos en la esquina de arriba al cascajo, al cordel. Íbamos muchos al colegio de Bustiello".

Eran muchos en la escuela y más en el barrio. Los Cuarteles de Santa Bárbara llegaron a superar con holgura el centenar de vecinos. Ahora, durante todo el año, apenas suma una veintena. En verano, eso sí, algunos vuelven al barrio. Y los días son más largos, las tardes suenan a juegos infantiles y, por la noche, hablan las conversaciones al fresco. Quién pudiera llegar a los cien años con tanta vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine