13 de septiembre de 2017
13.09.2017
Una sangrienta reyerta en Nuevo Santullano

Los médicos logran reimplantar la mano al hombre herido con un machete en Mieres

La Guardia Civil estrecha el cerco sobre el presunto agresor, que está identificado y tiene antecedentes por la utilización de armas blancas

13.09.2017 | 10:13
Los médicos logran reimplantar la mano al hombre herido con un machete en Mieres
Restos de la sangre, en el lugar en el que se produjo la reyerta.

Los médicos del Hospital Central de Asturias (HUCA) han conseguido reimplantar la mano al hombre que resultó herido de gravedad por un machete durante una reyerta en el barrio de Nuevo Santullano (Mieres). Tras una intervención de cirugía plástica reconstruyeron el miembro semiamputado al hombre, que permanece en vigilancia postoperatoria. Mientras tanto, la Guardia Civil ha estrechado el cerco sobre el presunto autor de los hechos, que escapó del lugar tras la pelea. Según los testigos, también resultó herido, pero no ha solicitado asistencia sanitaria. Está ya identificado, pero no se descarta que esté fuera de la región. El dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil se mantenía ayer, al cierre de esta edición.

La pelea se produjo el lunes, en torno a las cuatro de la tarde. Horas antes, los dos hombres se habían "enzarzado" ya en el barrio: "Se lanzaron puñetazos y gritaron, pero pensamos que la disputa se quedaría ahí", afirmó ayer un vecino. Pero lo peor no había pasado: la reyerta llegó a su punto álgido a unos 150 metros del hospital, en el entorno de un establecimiento hostelero y una tienda. Los dos hombres iban armados, según la investigación. El presunto agresor llevaba un machete y el hombre que está ingresado en el HUCA portaba un puñal, con el que pudo ocasionar heridas a su oponente durante la pelea. Con la mano prácticamente seccionada, tambaleándose, el principal afectado recorrió la distancia que le separaban de las Urgencias del hospital Álvarez Buylla. Dejó un reguero de sangre a su paso, salpicando la fachada y la marquesina del autobús.

La primera valoración médica no daba lugar a muchas esperanzas. El corte había seccionado músculos, nervios y tendones. A pesar de ser una amputación incompleta, lo que más preocupaba a los sanitarios era el corte de la arteria radial. Esta afección provocó el abundante sangrado que manchó las calles de Nuevo Santullano. Ante la gravedad de su estado, los médicos del hospital Álvarez Buylla realizaron una transfusión sanguínea e intubaron al herido para su traslado en ambulancia al Hospital Central de Asturias (HUCA).

En el Hospital Central, el herido ingresó en el área de Cirugía Plástica. En la mañana de ayer se le había practicado ya la intervención para reconstruir todas las estructuras que estaban afectadas. Al mediodía permanecía en observación postoperatoria. Se espera una evolución del herido favorable durante los próximos días.

El agredido permanece en el HUCA, pero el presunto agresor aún no está detenido. La Guardia Civil estrechó ayer el cerco sobre el hombre, que ya tienen identificado. Todo apunta a que es un vecino del barrio, con antecedentes por uso de armas blancas. Durante la mañana y la tarde de ayer, varias patrullas de la Guardia Civil recorrieron las calles de Nuevo Santullano. Esperan que la detención se produzca durante las próximas horas.

En el dispositivo puesto en marcha por la Guardia Civil, que se activó sólo varios minutos después de la reyerta en Nuevo Santullano, participan dos patrullas de Mieres, una de Ujo y otra de Moreda (Aller). Están al frente de la investigación el comandante de Puesto de Mieres, el oficial de la Compañía y la Policía Judicial. Al cierre de esta edición, aún no habían detenido al presunto agresor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine