26 de septiembre de 2017
26.09.2017

El día a día de la Brigada de Salvamento

El grupo de rescate explica su preparación y su entrenamiento a los participantes en una visita que organizó el Museo de la Minería de León

26.09.2017 | 08:25
Los visitantes, llegando al exterior de la Brigada, en el pozo Fondón. En el círculo, Sergio Tuñón explica el funcionamiento de un sistema autónomo de respiración

"Somos sociológicamente mineros", decía el director de la Brigada Central de Salvamento Minero, Sergio Tuñón, para explicar la labor y el funcionamiento del equipo de rescate asturiano. Con estas palabras del cantante Chus Pedro, Tuñón ejemplificaba ante la treintena de visitantes las labores de entibado, hacha en mano, que realizaban en la bocamina de La Nalona dos de los miembros del equipo.

La visita llegada de León estaba formada por treinta leoneses con relaciones personales o laborales con el mundo de la minería que conocieron durante un par de horas como es el día a día de la Brigada. La excursión se enmarca dentro de las actividades que el museo ubicado en la localidad de Sabero está programando con motivo de la celebración de los cincuenta años de Hunosa, como explicaba el director del centro leonés, Roberto Fernández.

El director de la Brigada ejerció de guía durante todo el recorrido por las instalaciones y también fue el encargado de mostrar el funcionamiento del equipo fundamental de estos rescatadores. Los equipos de respiración autónoma que utiliza la Brigada se convirtieron en los protagonistas de la mañana. Entre las explicaciones que Tuñón daba ayer destacó la idea de que la base de estos equipos sigue siendo la misma "hoy que hace cien años", a lo que añadía la reflexión sobre que la "vorágine tecnológica" no ha significado un paso a mejor.

Frente a los antiguos equipos mecánicos que "eran eternos" y que los mismos integrantes de la Brigada podían arreglar y mantener la era de la electrónica ha conllevado un aumento de los gastos y, sobre todo, del volumen de los equipos que ahora hacen más incómodo el acceso a los sitios difíciles donde estos héroes deben realizar su trabajo.

Esta opinión la compartía Goyo Blanco. Este leonés con 30 años de trabajo en la compañía minera Hulleras de Sabero y Anexas, dialogaba en uno de los momentos con el conductor rescatador José Rey. "En volumen no es mucho más manejable, la forma que tiene es una exageración", aseguraba este jubilado que también formó parte de la brigada de rescate de su mina. Una conversación entre profesionales en la que Rey se sorprendía de que el leonés llegara a usar los equipos de respiración hechos con cuero que ya habían desaparecido cuando él comenzó en la mina hace 21 años. "Trabajar con él en sitios reducidos y difíciles me parece una exageración", insistía Blanco.

Más allá de la mina

La labor de la Brigada no se limita a la formación y a su actuación en accidentes mineros. Como señalaba Tuñón, hoy en día están para aportar todo lo que puedan a la sociedad. "Desde la mayor modestia del mundo", recalcó. Así sus actuaciones abarcan toda una serie de actuaciones "variopintas, complicadas y donde la seguridad está comprometida", añadía. Desde salvar a una mascota en un edificio que se está derrumbando a colaborar en junio en el rescate de un espeleólogo en Vizcaya son las salidas para las que deben estar listos los 18 miembros de la Brigada.

Como explicaba José Rey mientras se encontraban en el recinto, realizan tres turnos de ocho horas de las siete de la mañana del lunes hasta la misma hora del sábado. Durante el fin de semana uno de los equipos queda de guardia y todos sus miembros deben de estar a 20 minutos de la sede en pozo Fondón para poder ponerse en marcha inmediatamente en caso de emergencia. Su puesta a punto incluye alternar un mes en la mina con otro en el centro de salvamento para no olvidar los trabajos de la mina que pueden volver a necesitar en cualquier momento.

Así es el día a día de estos mineros que no abandonan el pico, la pala y el hacha para seguir manteniendo "frescas" unas habilidades que pueden necesitar en situaciones donde la tecnología suele fallar como un terremoto u otro desastre natural.

Uno de los visitantes se mostraba sorprendido de que los rescatadores cortaran a hacha en mano los troncos de entibado y Sergio Tuñón le definía la idiosincrasia de la Brigada, "miramos hacia delante pero lo de atrás no lo podemos dejar de lado". En conclusión, los miembros de este equipo son "sociológicamente mineros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine