14 de noviembre de 2017
14.11.2017

Un "okupa" turonés que abandonó a ocho perros sin agua ni comida acaba denunciado ante el juez

La Policía Local identificó al propietario mediante el microchip de uno de los animales, entre los que había cinco cachorros

14.11.2017 | 17:39
Un "okupa" turonés que abandonó a ocho perros sin agua ni comida acaba denunciado ante el juez

Se llama "Alpha" y es duro de pelar. Es el perro que se salvó y salvó a otros siete canes de morir, abandonados, en una casa en Villapendi (Turón). "Alpha" merodeaba solo por el pueblo, como si pidiera ayuda en silencio, hasta que los vecinos lo comunicaron a la Policía Local. Los agentes comprobaron que tenía microchip y buscaron al propietario. Lo encontraron en una casa ocupada, en la que vivían los ocho perros. Cinco eran cachorritos y la madre, "Omega", estaba extremadamente delgada y en estado catatónico. Estaban hacinados, rodeados de pulgas y moscas, y en situación de abandono: "No tenían agua ni comida", afirmaron ayer desde el Ayuntamiento. Los responsables del gobierno local (IU) han denunciado el caso ante el Juzgado, mientras que los perritos se recuperan con la ayuda de "Alma Animal" (entidad gestora del albergue de Mieres).

El único que está en el albergue es "Alpha". Es un perro mestizo, que en un principio se catalogó como "de raza peligrosa". Aunque tiene los ojos cansados, quiere jugar: "Es muy bueno, seguro que será muy feliz si encuentra una nueva familia", explica Marta García, una de las responsables de "Alma Animal". Le hace falta, después de la odisea de las últimas semanas. El primer aviso de los vecinos de Villapendi a la Policía Local se produjo a finales de octubre: "Tras identificar al propietario, a través del microchip de 'Alpha', se le localizó en una casa ocupada", explicaron desde el Ayuntamiento. Había mucha basura y enseres en la vivienda, por lo que los agentes "solicitaron que lo limpiara y que controlara al animal".

Pero siguieron llegando los avisos. Fue entonces cuando la Policía Local regresó a la vivienda y se encontró con todos los animales. "Omega" era la que peor se encontraba: "Estaba alimentado a sus cachorros y ella perdía mucho peso", señalaron fuentes conocedoras del caso. En menos de dos semanas, recuperó seis kilos. Los pequeños, aún sin nombre, siguen creciendo bien. Están en una casa de acogida, pero "Alma Animal" necesita ayuda: "Necesitamos una casa para ellos durante cuatro días, por lo menos". Los cachorritos podrán salir en adopción en dos o tres semanas.

Y "Gamma" es la octava perra que estaba en la casa de Villapendi. Pequeña, alegre y encantada de jugar a la pelota, se quedará en adopción con la familia que la había recogido en acogida. "Estamos muy agradecidos del trabajo realizado desde 'Alma Animal', que reaccionaron con rapidez tras conocer lo ocurrido", afirmaron fuentes municipales. En este sentido, señalaron que "estamos realizando un importante esfuerzo en campañas informativas y en la gestión del albergue para garantizar el bienestar y el cuidado".

Pero llaman a la responsabilidad. Lo ocurrido en Villapendi, junto a las fotos y el informe veterinario correspondiente, están ya en manos del juzgado para su valoración. El abandono y el maltrato animal son delitos tipificados en el Código Penal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine