Ángel González, canto de «Sirenas»

La editorial Veintisiete Letras publica en un álbum ilustrado por Valeria Docampo un texto incluido en un poemario inconcluso e inédito del autor, el único escrito para niños

 01:58  

TINO PERTIERRA En un acantilado solitario,

una noche de junio,

a la difusa luz del plenilunio,

presencié un episodio

extraordinario.

Ángel González

Y Ángel González cantó a las «Sirenas». Cuatro años después de su muerte, la editorial Veintisiete Letras se adentra en la literatura infantil con una nueva colección, «Veintisiete Letritas», con un álbum ilustrado que rescata su espumoso texto, parte de un poemario, inconcluso e inédito, que escribió durante los últimos años de su vida. Es lo único que el poeta asturiano creó expresamente para niños y es, también, la primera vez que ve la luz un álbum ilustrado sobre la obra de González.

La responsabilidad de poner en imágenes las palabras del poeta cayó en buenas manos: Valeria Docampo (Buenos Aires, 1976), con amplia experiencia en el arte de la ilustración infantil: una de sus últimas obras, «La vida secreta de las palabras», ha sido traducido a nueve idiomas. El proyecto, recuerda Docampo, comenzó «cuando María Moreno, la editora, me convoca para ilustrar el primer libro de la nueva colección de libros infantiles. Sinceramente, desconocía la obra de Ángel hasta ese momento. Entonces fue para mí un gran descubrimiento y un gran desafío también, pues el manuscrito tenía un tono alegre y juguetón que realmente contrastaba con el resto de la obra del autor».

«La poesía de Ángel», confiesa Docampo, «me conmovió muchísimo. Me gustó mucho la sencillez de sus palabras y cómo esas palabras sencillas, tenían eco en mí y se re-significaban una y otra vez. Durante algunos meses leí todo cuanto pude encontrar de él, en busca de un latido, algo esencial del poeta que pudiera seguir vibrando en mis imágenes. Como en este caso había sido Ángel quien tenía un tono alegre, decidí trabajar las imágenes en contrapunto».

Después de muchas reflexiones, la ilustradora creyó encontrar un camino. Hizo los bocetos y le escribió a la editora un e-mail:

«...He trabajado con la figura de un hombre que aparece durante el relato: se trata del poeta. He tratado de introducirlo en el libro naturalmente y desde el comienzo, como una persona ante las cosas cotidianas de la vida meditando acerca de ellas y su naturaleza. Momentos sencillos como tomar un baño, mirar cómo se mece la cortina de una ventana o abrir una lata de sardinas. Imaginé que estas cosas tan comunes podrían sugerirle a un poeta un mundo de fantasía, un mundo que él desearía que fuese posible... soñar con el fondo del mar y sus misterios, en hermosas sirenas... Creo que aquí está "eso" que estaba buscando para este libro, un anclaje o lazo con la vida real, con la soledad y la incertidumbre del poeta, con la nada y el tiempo, temas que Ángel ha desarrollado en su obra».

Por su parte, María Moreno, la editora, explica que «cuando ideamos la colección infantil -un único poema (o un cuento en verso) en álbum ilustrado- decidimos desde el principio que los autores o autoras del texto y de las ilustraciones fueran, en línea con la vocación de la editorial, españoles o latinoamericanos. Los poetas debían ser referencias ineludibles, al menos en sus respectivos países. Ángel González es un poeta muy vinculado a mi biografía lectora. Repasando su obra y otros textos para este proyecto, encontré una entrevista del año 2005 en la que comentaba que estaba escribiendo, por primera vez, una serie de poemas dirigidos específicamente a los niños».

A través de la poeta y periodista Rebeca Yanke, autora del texto final que cierra el álbum, desde la editorial «contactamos con la viuda de Ángel, la profesora Susana Rivera, quien se entusiasmó desde el primer momento con la idea. Con enorme generosidad, y mostrando una gran confianza hacia nuestra incipiente aventura, nos remitió los textos: eran ocho poemas de los doce que el poeta había proyectado. Ángel pretendía armar una especie de almanaque, dedicando un texto a cada mes del año. Elegimos Sirenas para nuestro primer álbum, un poema lleno de sentido del humor, de ingenio, un mágico juego de palabras. Propusimos a la artista argentina Valeria Docampo la ilustración del álbum. Valeria no conocía la obra de Ángel. Se empapó de ella y quiso saber más del contexto vital y literario en el que el poeta había escrito Sirenas, que no dejaba de ser el de los últimos años de su vida, mientras trabajaba, a la vez, en el que fue su libro póstumo, "Nada grave", con "poemas muy negros", como él mismo los definió. Y no dudó en introducir al poeta en la narración. En mi opinión, Valeria, sin dejar de hacer un precioso trabajo indudablemente dirigido a los niños, ha logrado dotar al libro de una sutil doble lectura, al vincular el poema, imaginativo y juguetón, con el sentido más profundo y humano de toda la poesía de Ángel González».

Rebeca Yanke cuenta en el texto que cierra el libro que Ángel González «disfrutaba de la música más que de cualquier otra cosa, y también escuchando a las personas. Junto a la casa en la que vivía en la capital aún quedan, como ramas del poeta, los árboles que se plantaron en la misma época en la que él llegó allí a vivir. De su amplio hogar usaba sólo algunos espacios, y era precisamente en el más pequeño de todos donde se acurrucaba él, junto a dos estanterías repletas de libros. Le gustaba observar, mirar, buscar, y, sobre todo, asombrarse. Por ejemplo, del mar, de los animales que tejen misterios, y que cantan, y de lo que podría suceder si uno se esforzara un poco por escuchar con atención. Eso es lo que ha hecho Valeria Docampo: escuchar a Ángel para poder dibujar sus palabras para vosotros. Con su lápiz, ella también encuentra poesía en las cosas pequeñas del día. A Valeria, que nació en Buenos Aires, le gusta cocinar y disfruta de forma especial cuando puede jugar con tres sabores, el de la miel, el del comino y el de la canela. También le gusta bailar. Así lo hace en "Sirenas", mientras Ángel González toca la guitarra. Mientras tú lees este libro y miras estos dibujos, ellos están de fiesta».

Una muy hermosa fiesta a la que están invitados grandes y pequeños.

«Volveré a verte dentro de una ola».

  HEMEROTECA
La Nueva España - Página no existe
La Nueva España - Página no existe

Programación

CLUB PRENSA ASTURIANA
Consulta los próximos eventos

SÍGUENOS TAMBIÉN EN...

Facebook LNE Twitter LNE FriendFeeed LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya