29 de octubre de 2016
Blog Juego de Series

Diez series diabólicas para Halloween

El terror está de moda y los guionistas recuperan por ello historias del mundo del cómic y las series de los 70

31.10.2016 | 03:29
´American Horror Story: Roanoke´, terror en estado puro.

Vampiros, zombies, fantasmas... el terror sigue siendo uno de los géneros mimados de las series de televisión. Pero este año el subgénero de moda es el del demonio y las posesiones. No sólo han vuelto a la pequeña pantalla las adaptaciones televisivas de clásicos de los setenta que tocaban el tema, sino que también los guionistas han dirigido su mirada hacia el mundo de las viñetas en cómics que nos cuentan historias de ángeles y demonios enfrentándose para salvar al mundo. Para este Halloween puedes disfrazarte de payaso diabólico y exponerte a que te peguen una paliza por la calle o bien puedes preparar el agua bendita y los crucifijos y engancharte a alguna de estas series.

10) La semilla del diablo: Miniserie de dos epìsodios de hora y media de duración cada uno, que intenta una puesta al día del clásico de Roman Polanski. La serie tiene un par de años pero se estrenó esta primavera en nuestro país. Para la dirección de esta versión televisiva, la NBC eligió a Agnieszka Holland, compatriota del director polaco. La acción se traslada del edificio Dakota de Nueva York a La Chimere en Paris. Los Woodhouse son un matrimonio que tras su llegada a Paris se ven abrumados por las atenciones de sus nuevos vecinos para luego descubrir que éstos tienen oscuros secretos. Zoe Saldana toma el relevo a Mia Farrow como protagonista de la historia y además es una de las productoras, por lo que todo parece estar concebido para su lucimiento interpretativo como futura madre del Anticristo. Pese a su impecable factura no llega en ningún momento hacer olvidar la película original.

9) Damien: Otra adaptación de un clásico del terror de los 70, 'La Profecía'. La serie continúa la historia de la primera película, obviando todas las secuelas, reboots y remakes que vinieron después. La historia arranca con un Damien Thorn ya adulto, que es fotógrafo de prensa en conflictos bélicos y que ignora tanto su traumático pasado, como sus orígenes y que está destinado a ser el Anticristo. El piloto ha sido un poco mejor de lo que esperaba, pero es todo muy previsible. Tan previsible que la serie se canceló tras una única temporada. Y eso que entre sus guionistas y productores estaba Glen Mazzara, uno de los responsables de 'The Walking Dead'.

8) Agents of Shield: Ya sé que esto es una serie de superhéroes, pero es que sus productores han decidido incorporar a su reparto para la recién estrenada cuarta temporada a uno de los personajes sobrenaturales más carismáticos de la Marvel, a Ghost Rider, bautizado en España como el Motorista Fantasma. Marvel Studios está recuperando a los personajes cuyos derechos tenía cedidos a otras productoras, con lo que Ghost Rider se suma a Daredevil y a Punisher en la lista de hijos pródigos. La infernal figura del cráneo llameante que cabalga en una moto vestido de cuero y con cadenas ya fue adaptada al cine con Nicholas Cage como protagonista. Para la versión televisiva el actor elegido para llevar al espíritu del demonio vengador ha sido Gabriel Luna.

7) Arrow: Si más arriba hemos hablado de Marvel, no podemos obviar lo que está haciendo su rival, DC, que también ha importado a sus personajes sobrenaturales a su cosmos de ficción televisivo. John Constantine era un detective de lo oculto, cazador de demonios, con cierto parecido a Sting, vestido con gabardina y fumador compulsivo que tampoco ha tenido suerte en sus adaptaciones del papel a la pantalla. Tuvo una fallida película protagonizada por Keanu Reeves y el año pasado una serie de televisión con Matt Ryan en el papel que no pasó de la primera temporada. Tras el batacazo televisivo, Stephen Amell, protagonista de Arrow, ofreció a su amigo Ryan la posibilidad de que su personaje siguiera apareciendo en la serie del arquero de las flechas verdes. Constantine sólo ha participado en un episodio de la cuarta temporada de Arrow por el momento, pero no es de descartar que pueda regresar a ésta o a las otras series basadas en cómics de DC, como 'The Flash', 'Legends of Tomorrow' o 'Supergirl', teniendo en cuenta que se prevén hacer cruces entre todas ellas.

6) Lucifer: De nuevo otra adaptación del cómic. En esta ocasión de la línea Vértigo para lectores adultos de DC. Está basado en la visión del señor de los infiernos que creó Neil Gaiman para Sandman y que después obtuvo su propia serie. Parte de la interesante premisa de que 'Lucifer' se harta de su papel en el inframundo, renuncia y decide tomarse unas vacaciones. Sin embargo, la serie televisiva se gira hacia el terreno del topicazo, porque a Lucifer no se le ocurre otra cosa que ponerse a ayudar a una policía de Los Ángeles y exactriz a resolver casos, cuando asesinan a una modelo amiga ante sus ojos. Se convierte así en otro procedimental policiaco más con toques de comedia,, que junta a dos personajes opuestos. Uno de ellos es el rarito especialmente dotado para la resolución de los casos. Lucifer cuenta con la indudable ventaja de usar sus poderes para que todos los sospechosos le confiesen sus más ocultos pecados. En el proceso va descubriendo cómo le gusta ayudar a otros y hacer actos desinteresados, mientras desde el Cielo un Arcángel le presiona para que vuelva a su papel de Señor del Mal. Es una tontá, pero que ha conseguido una segunda temporada. La producción emitida por Antena 3 este verano consiguió una gran campaña publicitaria gratuita por parte de un colectivo ultrarreligioso pidiendo su cancelación por considerar que era una burla de la Biblia.Quizá bastaba con dejar que la gente la viera para descubrir que tampoco es gran cosa.

5) Preacher: Y seguimos con cómics de la línea Vertigo. Esta serie estaba llamada a ser la sucesora de 'The Walking Dead' en la AMC, pero la primera temporada ha sido un poco decepcionante, ya que la historia ha tardado mucho en arrancar. Sus diez episodios han servido para ir presentándonos a los personajes y hasta el final no ha planteado cuál es el auténtico conflicto. El protagonista es Jesse Custer, un reverendo en un pequeño pueblo de los Estados Unidos y con un pasado como delincuente, que es poseído no por el demonio, sino por un arcángel, por lo que su voz se convierte literalmente en la Palabra de Dios. Es un western místico, con altas dosis de violencia y de humor negro, que parecen haber sido suavizadas para la adaptación televisiva, aunque tiene sus momentos bestias. El reverendo Custer forma equipo con su exnovia Tullip, experta en armas de fuego, y Cassidy, un vampiro adicto a todo lo que le pegue un buen colocón.

4) Ash versus Evil Dead: La serie se estrena hoy en España con un año de retraso, con un maratón en el que podrá verse toda la primera temporada de golpe. Se trata de una continuación directa de la saga Posesión infernal dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Bruce Campbell. Raimi dirige el episodio piloto y Campbell retoma a su personaje para enseñar a una nueva generación de luchadores contra demonios. Ash sigue siendo igual de torpe que siempre y recuerda un poco al Coyote del Correcaminos y otros cartoons de la Warner a quien los guionistas someten a todo tipo de perrerías para diversión del público. No sabemos cuántos litros de fluidos le habrán vomitado encima o contra cuántas paredes le habrán estrellado, pero supondría un buen ejercicio el ir contándolas a lo largo de la serie. El arranque da buena muestra de su torpeza, cuando no se le ocurre otra cosa que leer pasajes del Necronomicón, el Libro de los Muertos, a una jovencita para llevársela al catre, creyendo que puede ser un sucedáneo de la poesía francesa y liberando a los demonios por el mundo. Cachondeo y terror repartidos a partes iguales.

3) El exorcista: Visto lo que había ocurrido con las adaptaciones televisivas de 'La Profecía' y la 'Semilla del Diablo', nadie esperaba gran cosa cuando la Fox anunció una nueva versión de 'El exorcista'. Contra todo pronóstico, la serie se ha convertido en una de las grandes sorpresas de la temporada. Hay muchos homenajes a la película de William Friendkin, con niños poseídos, cabezas que giran 180 grados y vómitos de color verde, La historia se va haciendo mucho más grande porque los sacerdotes se van encontrando con toda una legión de admiradores del diablo en Chicago, ciudad en la que en el argumento está prevista una visita del Papa. 'The exorcist' recupera para la televisión a Geena Davis, en el papel de la madre de la adolescente poseída que da inicio a la trama. El piloto anima a seguir viendo más y pone la carne de gallina cuando en los créditos finales comienza a sonar el mítico 'Tubular Bells' de Mike Olfield.

2) The Outcast: Otra adaptación del cómic, pero esta vez el autor es Robert Kirkman, el mismo que ya creara para las viñetas 'The Walking Dead'. Quizá sea éste el motivo por el que se han acumulado en la pantalla este año tantas series con la posesión diabólica como argumento y previendo que pueda ser otro pelotazo similar al que pegaron los zombies. 'The Outcast' está ambientado en un pequeño pueblo de Estados Unidos, donde las fuerzas del mal martirizan a Kyle Barnes. Su madre, su esposa y otras personas que se acercan a él acaban siendo poseídos por demonios y detrás de todo está la misma criatura, que parece decidida a convertir la vida del protagonista en un infierno. La clave está en la capacidad de Barnes para expulsar al diablo del cuerpo que ocupa sólo con su toque. Si en el pasado las enfermedades mentales se confundían con posesiones diabólicas, en la serie son las personas poseídas las que se confunden con afectados por patologías psicológicas y se ocultan así del mundo. La serie tiene momentos aterradores y de gran crudeza, pero tiene el inconveniente de reservarse ciertos giros impactantes para momentos clave, descuidando otros episodios que llegan a ser un poco aburridos.

1) American Horror Story: My Roanoke Nigthmare: La serie de Ryan Murphy sigue reinventándose año tras año y ha cogido una de las leyendas más oscuras del nacimiento de los Estados Unidos como base de su sexta temporada. Se trata de la desaparición de los 117 colonos de Roanoke en el Nuevo Continente durante el siglo XVI sin dejar ni rastro. Una pareja interracial descubre que la casita tan encantadora que han comprado en mitad del campo no es el dulce hogar que se esperaban y es el lugar donde todo ocurrió hace más de 500 años. Algo demoníaco vive en esas tierras. Lo sorprendente de la nueva temporada es el formato utilizado, un falso documental donde se supone que personajes reales van explicando a la cámara en una entrevista lo que ocurrió, mientras en pantalla unos actores reconstruyen los hechos. El estilo recuerda a películas como 'El proyecto de la Bruja de Blair' o 'Paranormal Activity'. Estamos acostumbrados a que American Horror Story se vaya deshinchando a medida que avanza la temporada. Esta vez un giro en el sexto episodio ha provocado que la serie siga en el candelero. Ahora soltaré un spoiler, por lo que si sigues leyendo estás avisado. ¿Seguro que quieres saberlo? Entonces, no digas que no he avisado y hazlo bajo tu propia responsabilidad. Como en ese tipo de películas, realidad y ficcón se siguen mezclando y la acción da un vuelco cuando los actores que interpretaban a los protagonistas acaban visitando la casa maldita de la que hablaban en el reportaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lotería del Niño 2014

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine