Jorge Lorenzo se suelta la mano

El piloto español, tras operarse de una lesión en el antebrazo derecho, listo para volver a correr en China

 
Jorge Lorenzo se suelta la mano
Jorge Lorenzo se suelta la mano 

MOTOCICLISMO Barcelona

Nada puede con Jorge Lorenzo. El piloto, colíder del mundial de MotoGP junto a otro español, Dani Pedrosa, está pletórico de moral tras su triunfo el pasado domingo en el Gran Premio de Estoril. Ganó pese a las molestias que sufre en los antebrazos desde comienzos de temporada. Lorenzo sufre el llamado síndrome compartimental que le provoca fuertes dolores. El lunes se operó del antebrazo derecho. Ya se soltó la mano para poder acelerar a fondo su Yamaha. El piloto español estaba eufórico por la buena recuperación y garantizó ayer, tras recibir el alta hospitalaria, su participación dentro de tres semanas en el próximo Gran Premio de China, «aunque sea con una mano», dijo.


Lorenzo fue operado en el USP Institut Dexeus de Barcelona de un síndrome compartimental en el antebrazo derecho que le provoca pérdida de fuerza y tacto en la mano derecha, problema que arrastraba en los dos antebrazos. Finalmente, Lorenzo fue intervenido de un solo antebrazo. La operación consistió en abrir la aponeurosis antebraquial (recubrimiento del músculo) para descomprimir la musculatura del antebrazo, y fue realizada por el doctor Xavier Mir, jefe de la Unidad de Microcirugía y Cirugía de la Mano de USP Institut Universitari Dexeus.


El piloto de MotoGP, que salió del hospital con el brazo escayolado y tendrá que volver el viernes para realizarse una cura y ver la evolución de su antebrazo, tiene previsto operarse de la misma lesión en su antebrazo izquierdo dentro de ocho carreras, cuando llegue el paréntesis veraniego.


Pese a que Lorenzo se mostró pletórico de moral al salir de la clínica, reconoció que llegará «justito» para disputar el Gran Premio de China el 4 de mayo, pero que hará «todo lo posible» por participar e incluso dijo que correrá, «aunque vaya con una mano», informa «Europa Press».


El piloto de Yamaha reconoció que durante la carrera que ganó el pasado domingo en Estoril se encontraba «mal, pero tenía que aguantar porque creía que esa carrera es para mí», dijo. «Los límites del ser humano son muy grandes y yo todavía no los he alcanzado», indicó sobre el dolor que soportó en el circuito de Estoril, donde logró su primer triunfo en el Mundial de MotoGP y, por tercera vez en tres carreras disputadas subió al podio.


El piloto mallorquín, vigente campeón del Mundial de 250 c.c. y actual líder de la clasificación de MotoGP igualado con Pedrosa, se ha estrenado en la máxima categoría logrando la pole en las tres pruebas y considera que, a pesar de su buen inicio de curso, aún no es «el rey del mambo». Admite que está en un momento de «euforia», pero cree que su papel esta temporada «es el de aprender, y todo lo que llegue será un regalo». A su entender, la victoria fue «un hito, no sólo por eso, sino también por el ritmo cómodo de la moto, por la pole y porque estoy haciendo vueltas rápidas, algo que no suelo conseguir», explicó.

Buscador de deportes

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2017

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 
anteriorsiguiente
El Campanu

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Trofeos «La Nueva España»


» Ver Trofeos «La Nueva España»
Enlaces recomendados: Premios Cine