Una clásica de prestigio

La prueba es una cita obligada para el pelotón ciclista y en su palmarés figuran destacados escaladores, entre ellos, Bahamontes, Lejarreta, Belda, Rominger, Pino, Olano, Piepoli e Iban Mayo

01.05.2008 | 00:00
A la izquierda, Koldo Gil, el último vencedor de la Subida. A la derecha, Chechu Rubiera, el último ganador asturiano, en el año 2000. A la izquierda, Koldo Gil, el último vencedor de la Subida. A la derecha, Chechu Rubiera, el último ganador asturiano, en el año 2000.

Oviedo, José PALACIO


La Subida al Naranco abre hoy la semana grande del ciclismo en Asturias, que tendrá su continuidad a partir del sábado con el inicio de la Vuelta a Asturias. La prueba es una clásica del calendario ciclista y en su palmarés figuran destacados corredores, en su mayoría escaladores, entre ellos Bahamontes, Marino Lejarreta, Vicente Belda, Toni Rominger, Álvaro Pino, Abraham Olano, Roberto Heras, Piepoli, Iban Mayo y Koldo Gil, el último vencedor en la cima ovetense.


La Subida se inició en 1941 con una cronoescalada sobre la distancia de 5,2 kilómetros en la que se impuso Ulpiano Menéndez, uno de los tres corredores asturianos que han logrado vencer en la prueba. Además, destacados corredores han conseguido subir al podio, caso de Miguel Indurain, cinco veces ganador del Tour de Francia, que en la edición de 1989, dos años antes de su primer triunfo en la ronda gala, hizo segundo por detrás del alemán Peter Hilse.


Otro vencedor del Tour, Pedro Delgado, acumula tres segundos puestos en la Subida. El primero de ellos, en 1983, por detrás de Vicente Belda. El segundo, tres años después, en 1986, por detrás de Marino Lejarreta, y el último en 1994, tras el asturiano Coque Uría.


Otros escaladores de prestigio, caso de Julio Jiménez, Julián Gorospe, Pedro Muñoz, Ángel Arroyo, Fernando Escartín, José María Jiménez, Óscar Sevilla y Carlos Sastre, se quedaron a las puertas de la victoria en una prueba que, salvo en la primera edición, se ha disputado siempre en línea. Además, en una ocasión, en 1947, la Subida se disputó en dos jornadas, y se acabó imponiendo Jesús Loroño por delante del gijonés Luis Sánchez Huergo.


El récord de la ascensión lo tiene el corredor Iban Mayo, con un tiempo de 12.07 minutos. La primera ascensión se hizo en 16.37. Federico Martín Bahamontes, en 1964, fue el primero que consiguió bajar del cuarto de hora (14.25). En 1984, Vicente Belda marcó un tiempo de 13.26, que tardó quince años en rebajarse, hasta 1999, cuando Santi Blanco lo dejó en 12.09. Cinco años después Iban Mayo logró la ascensión en 12-07, que es el actual récord de la Subida.


Esta edición, al igual que sucedió en los últimos años, se disputará dos días antes del comienzo de la Vuelta a Asturias. La carrera saldrá de Tartiere Auto, en Lugones, y finalizará en el Naranco, después de 153 kilómetros.


Los corredores tendrán que ascender seis puertos, la Collada de Arnicio, de primera; el alto de La Colladona, el alto del Santo Emiliano, el alto del Padrún y La Manzaneda, todos ellos de segunda categoría, y el alto del Naranco, de primera, en el que estará instalada la línea de meta.


La ascensión al Naranco tiene 5,5 kilómetros. En el primer tramo, desde Ramiro I hasta San Miguel de Lillo, en el kilómetro 3 el desnivel medio es de 3,9%. En el segundo tramo, desde San Miguel de Lillo hasta la cima, el desnivel medio se eleva al 8,1%, siendo la pendiente máxima de un 10%.


El último vencedor de la Subida al Naranco es el vasco Koldo Gil, que rompió la racha de dos triunfos consecutivos italianos. Rinaldo Nocentini lo consiguió en la edición de 2005, marcada por el fallecimiento Alessio Galletti, ciclista italiano del equipo Naturino-Sapore di Mare. El corredor, de 37 años, sufrió una parada respiratoria mientras ascendía el alto de La Manzaneda, a menos de 15 kilómetros de la meta. Aunque una ambulancia lo trasladó de urgencia al Hospital Central de Asturias, los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. Al año siguiente se impuso su compatriota Fortuna Baliani.


El último vencedor, Koldo Gil, realizó una gran exhibición en la Subida y posteriormente también se adjudicó la general de la Vuelta a Asturias. El navarro, que esta temporada, tras dejar el Saunier Duval, milita en el conjunto portugués del Liberty Seguros, que dirige Américo Silva, ex corredor del Clas-Cajastur, es uno de los candidatos a repetir la victoria en la cima ovetense.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine