ÚLTIMA HORA
El Senado ofrece a Puigdemont comparecer el jueves en comisión o el viernes en el pleno

Los postes frenan al Uni

Dos balones a la madera privan al equipo estudiantil de la victoria ante un Atlético Baleares que se llevó el empate a base de oficio

26.05.2008 | 02:00

Celso A. SANJULIÁN

Oviedo,

La carga de mala suerte del Uni y el oficio del Atlético de Baleares se conjugaron para que este primer envite terminase en tablas. Un resultado a todas luces engañoso, porque aunque dejar resuelta ya la eliminatoria seguramente hubiera sido mucho pedir, al menos un par de goles de renta sí que los mereció el equipo estudiantil. A pesar de haber poco menos que regalado el primer tiempo, los de Pulgar dispusieron de ocasiones para ganar el partido. Pero ahí es donde entró en juego el factor suerte, que les volvió claramente la espalda en los balones a la madera de Miguel y de Juan Sánchez.


El Atlético de Baleares, que maneja un presupuesto de 800.000 euros, es un equipo prácticamente profesional y que sabe a qué juega. Su oficio quedó patente sobre todo en el primer tiempo, cuando hizo que el Uni lo pasase mal. Su acumulación de hombres -cinco- en la zona central taponó tanto a Tomás como a Xosé, anulando así la referencia creativa de los locales. Y para más añadido, se encontró ya con un gol al cuarto de hora. Un tanto no exento de cierta fortuna, ya que Ramón se aprovechó de un balón que le cayó bien tras un rechace defensivo.


Todo pintaba feo para el Uni, que tres minutos después volvió a tener claro que los hados no estaban de su parte. A la salida de un córner, Miguel remató de volea y el cuero se estrelló en el poste derecho de Cuesta.


Los insulares, aunque aplicados en tejer una tupida red en la zona ancha, cuando se estiraban lo hacían con cierto peligro por el lado derecho. Desde allí, Fuentes puso un par de buenos balones, el segundo de los cuales originó una ocasión en la que Nando remató sobre el larguero. La réplica local llegó casi al borde del descanso, en un córner botado por Tomás con remate de cabeza de Juan Sánchez que se pierde junto a la cruceta derecha del marco de Cuesta.


Estaba claro que el Uni no podía seguir así en la segunda parte. Y, en efecto, su actitud ya fue más ofensiva. Aunque también hay que decir que asumió unos riesgos por los que pronto pagó el peaje de un gran susto. Así, en el minuto 54 Chema hizo el paradón de la matinal, al desviar a córner un chutazo a bocajarro de Lucas.


Después de este aviso Pulgar retocó el equipo, dio entrada a Jaime Cuesta y pasó a jugar con un sistema de 4-4-2. Y la mejoría resultó evidente. Los siguientes minutos ya fueron de dominio local, con llegadas en las que Tomás y Juan Sánchez buscaron el empate.


Empate que llegaría en un descarado agarrón de Rubio a Jaime Cuesta dentro del área. La jugada les costaría a los baleares quedar con diez y encajar gol, aunque lo segundo tuvo suspense. Tomás lanzó flojo el penalti y Cuesta lo rechazó, pero el árbitro dispuso repetición por invasión de área. Ahora el berciano tiró a romper y anotó.


Con diez minutos por delante el Uni vio posible la remontada y en su consecución se aplicó. Pero otra vez la madera se le interpuso en su objetivo. En el minuto 88, en lo que ya fue la última oportunidad, Juan Sánchez cazó un balón en el área y su remate se topó con el larguero.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine