Los jugadores del Langreo, satisfechos con el triunfo

El artífice de la victoria, Carli, aseguró ayer: «Aunque no será fácil, ahora son ellos los que tienen que arriesgar»

27.05.2008 | 00:00
El azulgrana Carli trata de superar al zaguero del Barbastro Remacha.
El azulgrana Carli trata de superar al zaguero del Barbastro Remacha.

Langreo, M. IGLESIAS

Tras el triunfo ante el Barbastro, los jugadores del Unión Popular de Langreo volvieron ayer al trabajo para realizar la primera sesión de entrenamiento con vistas al encuentro de vuelta, que se celebrará el domingo, a las seis y media de la tarde, en el Campo Municipal de Deportes de la localidad aragonesa, con capacidad para 5.000 espectadores. La plantilla azulgrana regresó al tajo con optimismo, pero también con cautela, debido a lo corto del marcador.


El interior derecho Carli, que fue el artífice de la victoria, señaló: «Estamos contentos por el triunfo, pues ganar era el objetivo y se cumplió». Los futbolistas de Paco Fernández despacharon un fenomenal partido y merecieron un premio mayor. Al igual que el resto de compañeros Carli tenía claro, veinticuatro horas después, que la victoria «nos da moral y confianza para el encuentro de vuelta en Barbastro, pues acudir al campo del rival con ventaja, aunque sea de sólo un gol, siempre es bueno, porque ahora los que tienen que arriesgar son ellos».


Pese a que el Langreo se ha puesto por delante en la eliminatoria, la plantilla azulgrana es consciente de que ésta aún no está resuelta y que habrá que pelear muy duro el domingo en tierras aragonesas para obtener el pase a la segunda y definitiva ronda de la fase de ascenso a Segunda B. Los langreanos demostraron ante su afición que para nada son inferiores al Barbastro y eso les hace concebir esperanzas de éxito. Como indica el goleador Carli, «desde luego, fuimos mejores que ellos, puesto que aparte de los dos goles que marcamos y el penalti que se nos anuló, tuve yo otra oportunidad en el primer tiempo, y Romero dos, para haber hecho más goles. En la segunda mitad también dispusimos de alguna más para lograr mayor ventaja».


La sensación que les quedó a los pupilos de Paco Fernández es que el fútbol no fue justo con ellos en este primer envite de la promoción de ascenso. «Para los méritos que hicimos el resultado se quedó corto, ya que quienes pusimos el juego y las ocasiones fuimos nosotros y sólo conseguimos una renta de un gol», subrayó Carli.


Las injustas decisiones del colegiado cántabro Fernández Fernández, que perjudicaron mucho a los azulgrana, también fueron comentadas ayer en Ganzábal durante el entrenamiento, por los jugadores de Paco Fernández. Pocos de ellos se explicaban la anulación del penalti que primero señaló el árbitro, y menos el penalti que propició el único tanto del Barbastro. Carli, que con el tanto ante los aragoneses suma nueve en la presente temporada, lo tenía claro: «Es incomprensible que en un partido de esta transcendencia y jugando en casa el árbitro te pite un penalti como el de ayer, en donde sólo hubo un pequeño forcejeo entre defensa y atacante. Si el criterio seguido fue un simple contacto, después debería haber pitado varios a nuestro favor por faltas a Romero».

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine