La lucha por el ascenso del equipo azul

Satisfacción oviedista

El emparejamiento con el Pontevedra fue recibido de buen grado en el vestuario azul, sobre todo porque era el rival más cercano

11.05.2010 | 11:55

La bola con el nombre del Oviedo no se hizo esperar demasiado. El año pasado fue el presidente azul, Dámaso Bances, el encargado de «elegir» el rival de los oviedistas. Ayer, lo hizo el presidente del Polideportivo Ejido, Gabriel Hidalgo, que aparece en la imagen, tras sacar la bola que emparejaba a los oviedistas con el Pontevedra, equipo cuarto clasificado del primer grupo de Segunda B

Oviedo, Elena CASERO

El emparejamiento con el Pontevedra en la primera eliminatoria de la fase de ascenso ha sentado bastante bien dentro de la plantilla oviedista. Tanto los jugadores como el cuerpo técnico y la dirección deportiva consideran positivo medirse a los gallegos pensando sobre todo en la afición, ya que de los tres posibles rivales es el más cercano, lo que propiciará una mayor presencia de seguidores azules en el campo de Pasarón. Aunque la mayoría reconocieron que no tenían preferencia entre un rival u otro porque, en su opinión, los tres posibles rivales eran difíciles y de una calidad muy similar, sí que señalaron que los gallegos, si por un lado tienen la ventaja de la cercanía geográfica, por otro tienen la desventaja de que cuentan con mucho respaldo social, como el Oviedo, al que también se asemeja en la forma de juego. Un arma de doble filo. «Será difícil para ambos, serán partidos muy igualadados pero vamos a ir allí con toda la ilusión del mundo y será importante que nuestro grado de intensidad sea alto porque el Pontevedra es un equipo con mucha historia en el fútbol español», dijo Lucas.

El director deportivo, José Manuel Martínez, comentó que el Pontevedra era el rival al que más seguimiento se le había hecho desde el club azul por la cercanía y destacó que el Oviedo había salido favorecido tanto por la climatología, muy parecida en Asturias y Galicia, como por el buen campo que tienen los gallegos. En cuanto al rival, no tanto. «Ellos tienen una plantilla con jugadores muy conocidos en Segunda, que tienen el aliciente de haber entrado en la fase de ascenso en la última jornada y quizá es lo que les haga más peligrosos».

La plantilla oviedista cuenta con tres jugadores que militaron en el Pontevedra: Manu Busto, Xavi Moré y Jorge Rodríguez. El goleador azul, Busto, fue uno de los pocos que reconoció que, de poder evitar un rival, éste hubiera sido el Pontevedra. «Tiene buen equipo, buenos jugadores, buen campo, y será difícil porque la gente aprieta mucho también, viven mucho el fútbol», comentó el delantero cántabro, quien también destacó las similitudes que existen entre ambos equipos. «Les gusta jugar mucho al fútbol, va a ser una eliminatoria muy igualada y difícil para los dos», añadió.

Xavi Moré y Jorge Rodríguez llegaron este verano procedentes del Pontevedra. Aunque ambos aseguraron que ha variado mucho el equipo del año pasado a este, conocen bien su entorno y los puntos fuertes del rival. «Me gusta el Pontevedra, hay que enfrentarse con los mejores y es un buen equipo, con un buen campo y no está lejos por lo que la afición puede viajar», comentó Xavi Moré, quien también indicó que al Pontevedra, «por el tema económico les urge subir a Segunda».

Si Moré deseaba enfrentarse a su ex equipo, Jorge Rodríguez no tenía favorito. «Cualquiera de los tres iba a ser difícil porque son equipos que están ahí por méritos propios y lo que debemos hacer es pensar más en nosotros mismos que en rival para poder sacar esto adelante», comentó el defensa, quien destacó que el Pontevedra «es un equipo que también aspira a ascender y, como nosotros, tiene un buen campo y una buena afición; será un choque bastante bueno en el aspecto táctico, con un resultado por abultado y sabiendo lo que nos estamos jugando en cada minuto», dijo antes de apuntar que el apoyo de la afición azul va a ser vital. «A nosotros nos gustaría contar con ellos y pasar entre todos la eliminatoria».

En la misma línea que sus compañeros se mostró Rubén García, quien destacó que, independientemente del rival, lo importante es que el Oviedo mantenga la línea de los últimos encuentros - exceptuando el del pasado domingo en el Tartiere-. «Será un eliminatoria muy igualada porque el Pontevedra tiene un equipo muy parecido al nuestro, pero si nosotros estamos bien creo que no tendremos ningún problema», declaró el medio gallego, quien también cree que la similitud en el juego de ambos equipos puede beneficiarles. «Sabemos que es buen equipo, pero como los otros dos; lo más positivo de que nos tocara el Pontevedra es el viaje tanto para nosotros para la afición». Así se expresó Aulestia tras conocer el primer rival de la fase de ascenso. El portero azul apuntó que el peligro de los gallegos puedes estar en el buen final de temporada que han realizado. «Vienen en una buena dinámica, han competido muy fuerte contra el Alavés en Vitoria para clasificarse, por eso creo que sería importante marcar allí y que no nos metan».

Curro, por su parte, considera que el gran esfuerzo que ha hecho el Pontevedra en el último tramo liguero para poder estar en «play-off» puede pasarles factura. «Los rivales que se lo juegan todo en la última jornada llegan mejor que los demás pero quizá estén un poco mas cargados en el aspecto físico que nosotros, que llevamos dos semanas con rotaciones y estamos más descansados», declaró el extremeño, quien, como Rubén García, cree que si el Oviedo mantiene la línea, superará la eliminatoria. «Es un equipo parecido al nuestro y debemos de tener cuidado, ser conscientes de lo que nos jugamos e intentar hacer las cosas como hasta ahora porque creo que no habrá problema».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine