Copa inglesa

Drogba y Cech dan al Chelsea su primer doblete

Tras amarrar la Premier, el equipo de Ancelotti ha ganado la Copa gracias a un gol del delantero marfileño

15.05.2010 | 21:04
Los jugadores del Chelsea celebran la consecución de la Copa
Los jugadores del Chelsea celebran la consecución de la Copa

El Chelsea conquistó el primer doblete de su historia, de la mano del técnico italiano Carlo Ancelotti y proyectado por los aciertos de dos de los pilares de su plantilla, el atacante marfileño Didier Drogba y el meta checo Petr Cech, que detuvo un penalti al Portsmouth, que viajará a Segunda División la próxima temporada sin el consuelo del título de Copa.

El Chelsea, sin embargo, constató la fiabilidad de su proyecto. Del rendimiento de un grupo creado a golpe de talonario, hace tiempo consolidado y que ha asimilado la propuesta del preparador transalpino.

Al margen de la decepción europea, el equipo londinense ha confirmado su autoridad en Inglaterra. Hace una semana amarró la Premier. Ahora hizo suya la Copa, corona que retuvo y que conquistó por sexta vez ahora.

Es ya el sexto equipo de la historia capaz de reeditar su éxito copero. El primero desde que el Arsenal lo consiguió en los años 2002 y 2003.

Además, el Chelsea se convirtió con la victoria ante el Portsmouth en el séptimo club en lograr el doblete. El Preston, el Aston Villa, el Tottenham, el Arsenal (tres veces), el Liverpool y el Manchester United (tres veces) lo hicieron antes.

Fue el cuadro de Ancelotti el que, impulsado por su condición de favorito, apostó firme por el gol desde el principio en el duelo que reunió a los campeones de las dos últimas ediciones. Lo intentó desde el arranque, como evidenció un lanzamiento al palo de Frank Lampard a los 13 minutos y una acción posterior del francés Nicolas Anelka que desvió el meta David James.

El Portsmouth, que afrontó la quinta final de su historia, que le han reportado dos éxitos, el último en el 2008, puso a prueba a su rival pasado el cuarto de hora, cuando Cech rechazó con la mano un remate a bocajarro del galo Frederic Piquionne.

La avalancha del Chelsea siguió con una acción iniciada por Ashley Cole que acabó con un nuevo rechace del palo en el remate de Solomon Kalou.

Sexta Copa de Cole

Mención aparte merece el lateral del equipo de Ancelotti. Cole disputó su séptima final y conquistó su sexto título de Copa. Algo sin precedentes en la competición. Dos logró con el Arsenal. Tres, con esta, con el Chelsea.

La ocasión más clara antes del descanso llegó en el minuto 39. Con un golpe franco de Drogba que desvía ligeramente James, que pegó en el larguero y cayó después sobre la línea de gol. Pero no entró. La final se reabrió para el Portsmouth.

La dinámica del partido dio un vuelco al inicio de la segunda mitad, ya sin el alemán Michael Ballack, quien se tuvo que retirar lesionado.

Los acontecimientos se precipitaron y la final multiplicó sus revoluciones en cuanto Belletti cometió penalti sobre el marfileño Aruna Dindane. La Copa se puso de cara para el Portsmouth, pero el meta Petr Cech frenó con los pies el lanzamiento del alemán Kevin-Prince Boateng.

Acto seguido Drogba no perdonó. Y en un lanzamiento de falta, el atacante del conjunto londinense marcó y adelantó al Chelsea en la final.

El Porstmouth, con el marcador en contra, alteró su estrategia. Buscó el vuelco hacia la meta de Cech. No tiene mimbres el equipo del israelí Avram Grant para hacer frente al Chelsea. Para un cuerpo a cuerpo. De hecho, su ofensiva fue suicida y permitió a su adversario a manejar con más comodidad el duelo.

Frank Lampard pudo ampliar la renta y dejar sin emoción el tramo final. Pero marró un penalti a tres minutos del cierre. El Portsmouth, para ese momento, se había quedado sin aire. Y la Copa coronó, de nuevo, al Chelsea como campeón mientras su rival planea una nueva vida en Segunda.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine