Cuatro mil azules y escasos incidentes

16.05.2010 | 14:03
Aficionados del Oviedo en una de las gradas superiores del campo pontevedrés.
Aficionados del Oviedo en una de las gradas superiores del campo pontevedrés.

Pontevedra, N. A.


La invasión azul de Pontevedra superó las mejores previsiones y las gradas de Pasarón se llenaron de motivos azules. Cerca de cuatro mil aficionados del Real Oviedo poblaron el campo pontevedrés repartidos por todo el campo. Fueron muchos los seguidores que adquirieron su localidad en el mismo campo, llegados a última hora de la tarde, por lo que su ubicación fue diferente de la del resto de aficionados azules.


La tranquilidad fue la nota predominante en la jornada de ayer entre ambas aficiones, aunque un incidente en las horas previas con un grupo de seguidores del Celta de Vigo puso la nota triste del día. El resultado fue un seguidor oviedista herido que fue rápidamente trasladado al hospital.


Por otra parte, los jugadores finalmente descartados por Pichi Lucas antes del encuentro en Pasarón fueron: Rayco, Iván Ania y Dani Hedrera, que volvía a uno de los campos en los que jugó. Los jugadores llamados para pasar el control antidoping fueron Rubén González y Pelayo.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine