EN DIRECTO
Lne.es » Deportes
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
Blanco radiante

¡Los SMS culés atacan de nuevo!

Depender de otros sólo puede acabar en el desquicio, y eso sucedió en Málaga

 09:39  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Cristiano Ronaldo.
Cristiano Ronaldo. jorge zapata / efe

EDUARDO GALÁN Como la llegada de los malignos alienígenas reptilianos de «V», como el ataque del virus zombi de «28 días después», todo comenzó abruptamente y se propagó por el cielo con un tintineo amenazante (piii, piii, piii...). Justo cuando se cumplió el minuto 79 del Barcelona-Valladolid, mi móvil empezó a sonar de continuo, anticipando la turba de SMS que se agolpaba en las ondas con muchas ganas de tocarme el madridismo. Fíjense qué desgracia: el pobre aparato no paró de vibrar durante alrededor de 20 minutos, casi imitando los movimientos convulsivos de David Civera al cantar ese monumento poético:

«Que la detengan /

que es una mentirosa /

malvada y peligrosa».

Hagamos antropología culé. Mi Nokia se agitó con los socarrones «Gracias, Florentino» o «El único equipo que gana títulos en Madrid? es el Atleti»; los aliviados «Campeones por fin», «Nos costó pero? ¡joderos!»; o esos mensajes personales que demuestran el cariño que le tienen a esta columna algunos de nuestros lectores, «Galán, a ver q escribes mañana, so cabezón», «Desde que te dejé por un barcelonista, hay alegría en mi vida, ¡imbécil!» o «¡Vete con tu gurú, Tomás Roncero, a la cofradía del clavo ardiendo! ¡Deformes!».

Me imagino a esos azulgranas, sobreexcitados después del nerviosismo (Clemente, en el fondo, les da miedito), sin pupilas, como el maestro de «Kung fu», del esfuerzo de no apretar «enviar» antes de que el partido no estuviese solucionado y, por supuesto, pensando más en qué iban a escribir a sus amigos madridistas que en celebrar la Liga. Nada nuevo bajo el sol: el rasgo definitorio del barcelonismo es una «madriditis» galopante y muy tozuda. En una temporada en la que se vendían como el «mejor equipo del mundo» han acabado ganando (y no nos olvidemos, a tres puntos del Real Madrid) una Liga mediocre en la que sólo los blancos les han plantado cara.

Linus van Pelt, el universal personaje animado de «Snoopy», se aferraba a su manta de seguridad para tranquilizarse frente al tenebroso mundo exterior. Nuestro club, en lugar de formarse como grupo, en lugar de hacerse adulto, ha basado la campaña en la seguridad de los objetos externos: CR9, Clemente, el Espanyol, el Inter, Mourinho? Depender de otros únicamente puede terminar en el desquicio, y eso le ocurrió en Málaga: la sinvergonzonería de que Guti se encare con un verdadero gigante del madridismo, Chendo; la desesperación de no atisbar un futuro, la resignación de repetir el pasado.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad