La fidelidad tiene premio

El club hace entrega de la insignia de oro a los dieciocho aficionados que esta temporada cumplen 50 años como abonados del Oviedo

26.03.2012 | 05:47

Oviedo, Nacho AZPARREN

El Museo del Real Oviedo vistió sus mejores galas para el homenaje que el club tributó a sus socios más fieles. Los seguidores que esta temporada cumplieron 50 años como abonados del Oviedo recibieron su insignia de oro en un escenario lleno de recuerdos, en consonancia con la celebración. Si algo evoca el Oviedo, es echar la vista al pasado para saborear sus mejores momentos.


Ángel Martín Vaca, consejero y responsable de la actualidad azul mientras Alberto González resuelve sus problemas personales, fue el encargado de oficiar el acto. «Es un orgullo tener el privilegio de homenajear a nuestros socios más fieles. Ojalá podamos seguir celebrando este acto durante muchos años, y que la temporada que viene sea en Segunda», manifestó Ángel Martín Vaca como introducción al acto.


El club quiso que estuvieran presente en el acto todos los estamentos. Junto al citado Martín Vaca, representaron al Oviedo José Manuel Martínez, director deportivo de la entidad; Evilasio Sánchez, Vili, gerente, y los futbolistas Borja Rubiato y Aitor Sanz, que no pudieron disputar el partido ante el Albacete por lesión, el primero, y sanción, el segundo.


Los galardonados en esta ocasión fueron: Paulino Valle Fernández, José L. Álvarez Fernández, José A. Martínez Cienfuegos, María Luisa Díaz F. Corugedo, Juan Antonio Alonso Argüelles, Óscar Arias Martínez, José Ramón Alonso González, Rafael Álvarez Bayón, Julio José Calviño Touriño, José Luis Jove González, Nicanor Menéndez Fernández, Fernando Suárez Heres, Enrique Rubio Azcorra, Luis M. Álvarez Botamino, Miguel Barcina Eizaguirre, José M. Quirós Rodríguez, Joaquín Peña Alonso y Clodoaldo González Díaz.


María Luisa Díaz, la única mujer en el reconocimiento, era una de las más emocionadas tras recibir el galardón. «Estoy muy feliz, pero también un poco triste», reconoció al final del acto; «la situación actual del Oviedo me da tanta pena que me produce hasta rabia». María Luisa Díaz, socia del Oviedo desde los 11 años y que mantuvo su abono mientras residía en Málaga y León, no duda a la hora de elegir su jugador favorito en estos cincuenta años: «Me encantaba Iriarte, era muy finín, delicado».


A la abonada le cuesta algo más elegir su mejor momento como aficionada azul. «Me acuerdo sobre todo de los partidos que viví de niña. Me sentaba al lado de Aquilino Iglesias y Vélez -periodistas de LA NUEVA ESPAÑA- y disfrutábamos con el fútbol de entonces. El año que quedamos terceros fue muy emocionante, también algunos partidos sueltos como un 5-4 al Elche...», recuerda. Imágenes grabadas en su mente nada que ver con lo que percibe en el momento actual. «Ya en la etapa de Primera dejé de ir al campo porque me ponía muy nerviosa. Hay muchas cosas que no me gustan del fútbol actual, como que la gente insulte tanto», reflexiona.


Entre los reconocidos también había algún rostro conocido. Miguel Barcina, ex consejero del Oviedo, recibió la insignia de manos del ex presidente Juan Mesa. Además, Joaquín Peña, futbolista del Vetusta, acompañó a su padre, del mismo nombre, a la imposición de la insignia.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine