Una LEB Oro menguante

15.08.2015 | 05:31

"La fe no es saber lo que te depara el futuro, sino saber quién lo dispone. Amo a Dios". Con este lema religioso encabeza su cuenta personal de Twitter el nuevo fichaje del Unión Financiera, Jordan Swing, un alero de 24 años, natural de Alabama (Estados Unidos), con gran capacidad anotadora y que llega procedente del Lakeshide Lightnings, de la Segunda División australiana.

Además de mucha fe, Jordan Swing tiene una muñeca privilegiada que le ha permitido promediar 27 puntos, 8 rebotes y casi 5 asistencias en los 26 partidos que disputó en su paso por la liga australiana. Natural de Vestavia Hills, del estado de Alabama, Swing ya destacó por su talento jugando al baloncesto en su etapa de instituto. De hecho, fue elección el mejor jugador del estado de Alabama, por delante de gente de su generación como Demarcus Cousins, que ahora juega en los Sacramento Kings de la NBA, o Eric Bledsoe, que lo hace en los Phoenix Suns.

Su etapa en la NCAA comenzó en la universidad de Western Kentucky, donde apenas dispuso de minutos. Tanto fue así que pidió el tránsfer, lo que le obligó a mantenerse un año parado. Después estuvo tres años en el equipo de la University of Alabama at Birmingham. Una vez concluida su etapa de jugador universitario estuvo a prueba en el filial de los Cleveland Cavaliers, equipo finalista en la última edición de la NBA. Allí le cortaron y comenzó su periplo en la segunda categoría de Australia.

Héctor Galán, director deportivo del Unión Financiera, se mostró muy satisfecho por la nueva incorporación. Para él se trata de un jugador "con buena mano desde la línea de tres puntos y que además debe sumar y ayudar en el rebote". Galán reconoce que no es la primera vez que han estado interesados en su incorporación al equipo: "El verano pasado estuvimos valorándolo cuando finalizó su etapa universitaria y este año nos hemos decidido. Apostamos fuerte por un jugador que vivirá su primera experiencia europea en Oviedo y estamos convencidos de que nos ayudará mucho", añadía el director deportivo del club carbayón.

El juego interior, pendiente.

El Unión Financiera tiene la intención de hacer una plantilla de 11 jugadores. El equipo, a falta de un segundo base, ya dispone de todos los jugadores exteriores que van a formar la plantilla de la próxima temporada: Ferrán Bassas, Javi Marín, Víctor Pérez, Diego Sánchez, Agustín Prieto y el recién fichado Jordan Swing. Lo que está pendiente es el juego interior, los hombres grandes del equipo. El único que ha llegado en esas posiciones de 4 y 5 es el asturiano Fernando Fernández Noval. Por lo tanto, al Unión Financiera le quedan por fichar dos pívots y un ala-pívot más. Carles Marco, nuevo entrenador del equipo, ya reconoció que le gustaría traer a pívots grandes para evitar sufrir en el juego interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine