Derbi comarcal a cara o cruz

El Avilés tiene que ganar para pasar ronda, mientras que al Marino le vale un empate después de imponerse en la ida (1-0) en Miramar

16.08.2015 | 05:39
Luismi y Nacho Méndez, en el entrenamiento de ayer del Avilés, con Juanma y Marcos Torres al fondo.

Avilés y Marino se juegan esta tarde el seguir vivos en la Copa Federación y enfrentarse en semifinales al Oviedo, que empató ayer (1-1) en Les Caleyes y eliminó al Lealtad de Villaviciosa. El Avilés perdió (1-0) en la ida en Miramar y tiene que ganar para superar la primera fase, mientras que a los luanquinos les sirve un empate pero no hay favorito porque en la pretemporada se puedan dar todos los resultados. Los dos equipos realizaron ayer el último entrenamiento de la semana para ultimar los detalles del choque tras descansar el viernes.

El técnico local, Pablo Lago, tiene las bajas ya conocidas por lesión del central Otero y del delantero Cristian, a los que se intentará recuperar esta semana para afrontar el primer partido de Liga el próximo domingo en el Suárez Puerta contra el Mosconia (17.00 horas), y tampoco estará Marcos Torres, el polivalente futbolista vigués fichado el pasado viernes y que solo entrenó ayer con el grupo.

El resto de jugadores están convocados: Guillermo, Luismi, Borja Noval, Ibón, Jorge Rodríguez, Juanma, Josín, Nacho Fernández, Nacho Méndez, Jorge Fidalgo, Pantiga y Matías. A ellos se unirán cinco o seis futbolistas del filial que están entrenando habitualmente con el primer equipo y alguno de ellos entrará en el equipo inicial.

Lago quiere ganar y pasar la eliminatoria, "porque siempre que salimos a competir queremos hacerlo lo mejor posible", pero la plantilla es muy corta y prioriza el repartir minutos para evitar sobrecargas en unos jugadores que en muchos casos disputaron demasiados minutos esta pretemporada por falta de recambio.

En entrenador blanquiazul recordó durante los últimos días que los partidos de la Copa Federación son preparatorios para la Liga, "que es lo verdaderamente importante" para el club. "Si pasamos muy bien porque queremos hacerlo y lo vamos a luchar, pero si no lo conseguimos nos centraremos desde ya en el debut liguero contra el Mosconia".

Dudas en el Marino. El técnico, Blas García, convocó a 17 futbolistas incluidos Borja, el portero cadete, y el juvenil Pablo. La principal novedad es la presencia en la lista de César Hevia, el joven centrocampista de 19 años del División de Honor del Oviedo cedido esta semana por el club ovetense y que es la última incorporación hasta ahora del conjunto azulón. En principio no estará en el once inicial, pero es probable que tenga sus primeros minutos con el equipo a lo largo del choque.

Siguen de baja el central Boris, con un dolor intercostal, y el portero Dani Laviana, que aún no tiene el alta después de la operación que sufrió a finales de abril tras dislocarse el hombro izquierdo entrenando en la pretemporada del pasado año. Boris podría ir convocado, aunque en principio no tendrá minutos.

El técnico luanquín tiene algunas dudas, pero un posible once es el formado por David en la portería; Pablo Suárez, Espolita, José Ángel y Guaya en la línea defensiva; Samuel y Pablo Hernández en el centro del campo; Riki en banda derecha, Juan Menéndez en la media punta; Dani López en banda izquierda; y Geni en la punta del ataque. Una posible variación es el cambio de posiciones entre Samuel, que pasaría al centro de la defensa con José Ángel, y Espolita, que volvería al centro del campo con Pablo Hernández. Completan la convocatoria el portero Borja, Gabancho, Imanol, Avaro Viña, César Hevia y el juvenil Pablo.

Este será el ultimo partido del Marino antes del debut liguero en el campo de Santianes (Colunga) el próximo sábado en horario aún sin confirmar, y el principal objetivo del Blas García es seguir engranando el equipo cara a la Liga. El técnico hará todos los cambios posibles para repartir al máximo los minutos porque algunos jugadores están bastante cargados, aunque el equipo luchará por el pase a semifinales y mejorar su imagen tras el mal partido del pasado miércoles en Miramar, y la derrota (0-1) frente al Ceares.

Los luanquinos son los reyes de la competición en Asturias y el presidente, Luis Gallego, no esconde que es un torneo que le gusta. "Nosotros queremos ganar todo lo que jugamos, sobre todo teniendo en cuenta que somos los que más copas regionales tenemos (cinco), además de contar con una de campeón nacional igual que el Avilés", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine