Fútbol Primera División

Un derbi entre urgencias

Atlético y Real Madrid llegan al Calderón necesitados de los tres puntos ante su irregular inicio de temporada

04.10.2015 | 02:20
Cristiano Ronaldo y Juanfran disputan el balón en el derbi de la pasada campaña en el Calderón.

Atlético de Madrid y Real Madrid se miden esta noche en el Vicente Calderón entre la pasión, la intensidad y la necesidad de grandes metas para ambos equipos. Una es la Liga, en la que ambos han superado las primeras seis jornadas con cierta irregularidad -dos derrotas en el caso del Atlético y dos empates en el del Real-, que minimizan el margen de error para un choque mucho más transcendente de lo que se presupone a estas alturas.

La ventaja es del Madrid, dos puntos por encima del Atlético, y la obligación es para ambos, porque es un partido entre aspirantes a lo más alto, por la carga emocional del duelo, por la confianza que da al ganador y porque los puntos, ambos a la caza de posiciones mayores, parecen claves en la carrera por el campeonato.

Ahora, no es el mejor momento del Atlético, derrotado en dos partidos seguidos Villarreal y Benfica- por vez primera en los últimos diecinueve meses, y en proceso de adaptación a los cambios en su plantilla, pero con un potencial indudable para este curso y un aval en sus cinco últimos derbis en casa: tres triunfos y dos empates.

Con Koke aún de baja, Simeone solo realizará previsiblemente un cambio en el once respecto al pasado miércoles contra el Benfica: Fernando Torres, a un solo tanto de los cien con la camiseta rojiblanca y que vuelve al equipo inicial en lugar del colombiano Jackson Martínez. No se prevén más variaciones, con el argentino Correa de nuevo como elección para el ataque y con el francés Griezmann indiscutible en una de las bandas, ya sea más adelantado en un 4-3-3, o más retrasado en un 4-4-2.

También es inamovible el medio centro tipo, con Gabi y el portugués Tiago. A su lado estará Óliver Torres, previsiblemente en uno de los costados, y a sus espaldas la defensa más habitual (Juanfran, Giménez, Godín y Filipe Luis, de derecha a izquierda) y el portero Oblak.

Enfrente, el Madrid llega al Calderón con el objetivo de hacer olvidar el cambio de dinámica que protagoniza en casa del vecino, donde no ha ganado en los cuatro últimos enfrentamientos y fue vapuleado en un último referente en la Liga: 4-0.

La pizarra de Benítez se plasmará en un duelo que deja una sospecha táctica por encima del buen fútbol. Dependerá de los protagonistas principales, los jugadores, y el Madrid recupera argumentos para ser más vistoso. Su planteamiento espera la actitud del Atlético para adueñarse del balón o replegarse y salir al contragolpe. El lugar donde se marque la presión rojiblanca mostrará el camino.

Piezas importantes de su columna vertebral regresan. Lo hace Sergio Ramos, líder indiscutible de una defensa en la que Varane ha confirmado su crecimiento para convertirse en fijo. Y en ataque lo hace Gareth Bale, recuperado de su lesión de gemelo.

Sin embargo, el que parecía más cerca de su reaparición es el que no estará. El colombiano James Rodríguez se cae de la gran cita tras empeorar de sus problemas musculares. Permitirá la continuidad en el once de Isco, que necesita brillar en un día grande para alejar los rumores de suplencia, que podrían llegar si Benítez decide reforzar con músculo el centro del campo apostando por Casemiro.

El parte de bajas madridistas se completan con Danilo y Pepe, en un equipo que, gracias a las rotaciones en Liga de Campeones, tendrá a dos jugadores básicos como Marcelo y Modric frescos en el Calderón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine