Baloncesto

Pumarín abre sus puertas a una nueva temporada

Carles Marco recupera a Cabanas y a Martín para recibir al Prat

10.10.2015 | 05:32
Una imagen del partido de la pasada campaña entre el Unión Financiera Oviedo y el Prat Joventut en Pumarín.

Oviedo

Tras la dolorosa derrota de la jornada inaugural en Huesca por 77-75, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo se estrena esta tarde ante su afición recibiendo en Pumarín al Prat Joventut (18.30 horas).

Será la tercera temporada consecutiva de los carbayones en la LEB Oro y el objetivo es recuperar en casa el ambiente y los resultados vividos en el pabellón ovetense en la primera temporada, en la que Pumarín se ganó bien merecida fama de auténtico fortín, con algunas remontadas realmente heroicas.

El conjunto carbayón se reencontrará así con su afición en un partido oficial después de que en pretemporada únicamente disputara un encuentro como local y en el que dejó un buen sabor de boca tras conseguir una clara victoria por 95-69 ante el Breogán.

Si el Unión Financiera abría la campaña con derrota, más dolorosa aún fue la sufrida por el Prat en la primera jornada, al caer en su cancha por 81-108 ante el Cocinas.com aragonés.

Sin su referente del año pasado, el alero Alberto Abalde, el equipo catalán se ha renovado con las llegadas de jugadores como Xavi Forcada y José Manuel Coego, además de una nueva hornada de canteranos verdinegros y de jugadores ya consolidados en la categoría como Piru Ros o Gerbert Martí. Precisamente Martí fue el más destacado del equipo que dirige Roberto Sánchez en el primer partido, con 15 puntos, 5 asistencias y 6 rebotes. El segundo anotador del equipo fue López-Aróstegui, con 13.

Por parte local, Carles Marco podrá contar con toda la plantilla tras recuperar tanto al pivote Mario Cabanas como al alero Javi Martín, quienes no pudieron ser de la partida ante el Huesca debido a sus problemas musculares. Marco también ha incluido en la convocatoria al canterano Óscar Oraa.

Con Cabanas recuperado el Unión Financiera debe reforzar una lucha por el rebote que fue su gran caballo de batalla en el encuentro inaugural ante el Peñas Huesca. El conjunto ovetense concedió muchas segundas oportunidades en el tiro al rival que le llevaron a tener una máxima desventaja de 16 puntos (36-52) al inicio del tercer cuarto. En cuanto los de Marco ajustaron la defensa fueron remontando posiciones hasta llegar a igualar el marcador (75-75) a falta de 14 segundos, para inclinar definitivamente el choque el base Lluis Costa a favor de los oscenses con una canasta sobre la bocina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine