Lne.es »
Fútbol Tercera División

Lago: "Nos acostumbramos mal, pero hay que recuperarse"

El técnico del Avilés quiere pasar página de la derrota de Ganzábal, "donde no estuvimos bien", y ya piensa en el Lugones

03.11.2015 | 04:17
Pablo Lago, técnico del Avilés, en su vuelta a Ganzábal.

"Nos acostumbramos mal y ahora hay que recuperarse rápido". Es la reflexión del técnico del Avilés, Pablo Lago, tras la derrota del domingo en Ganzábal (2-1) después de ocho jornadas ganando, a pesar de que los blanquiazules se adelantaron en el marcador. "Yo creo que el equipo salió con ganas, pero ese gol no nos valió para jugar con más tranquilidad", señaló.

El técnico admite que el partido ante el Langreo fue decepcionante. "No estuvimos bien y no fuimos capaces de mantener el resultado a pesar de que se había dado todo para sumar porque, a pesar de que no estuvimos como otros días fuera de casa, pensábamos que lo teníamos controlado".

La derrota duele más porque fue de penalti a falta de tres minuto y porque el Langreo estaba en inferioridad. "Con uno menos ellos se replegaron un poco más, pero nosotros no creamos mucho peligro y cuando estábamos para ir a por el partido llegó el gol a la contra y totalmente inesperado", explicó Lago para sentenciar. "Hay que reconocer que ellos fueron mejores y que hicieron méritos para ganar, aunque les llegó el gol una contra en la que teníamos gente de sobra para defender. Son cosas del fútbol que hay que olvidar rápidamente y pensar en competir y seguir en la línea que estábamos".

Lago compara el partido del Ganzábal con el del Candín ante el Tuilla, "que yo creo que fue el peor que hicimos", y sacó dos conclusiones muy claras. "La primera es que la derrota tiene que servir para que el equipo vuelva a ser competitivo porque en Langreo no supimos adaptarnos al campo y no tuvimos la intensidad que estábamos teniendo; y la segunda que hay que valorar lo que el grupo estaba haciendo".

Y es que el técnico blanquiazul no esconde que el rival salió mejor al campo. "Ellos estaban muy enchufados, se les notaba con mucha intensidad en todo y quizás en eso nos superaron, algo que no nos deja contentos". Y se explicó: "El equipo tiene que dar mucho más en intensidad y presión. Creo que no defendimos bien y cometimos demasiados errores contra un rival que tiene la exigencia de ganar la Liga. Hay que aprender de este resultado y de los errores cometidos para volver a la dinámica de semanas atrás, que nos ha llevado a estar en una posición muy buena para progresar y mejorar".

La esperanza es que, al igual que sucedió tras la derrota de Tuilla, el equipo reaccione. "Algunas veces un partido como este viene bien para pegar otro salto y darse cuenta de lo difícil que es ganar los partidos en esta categoría, que nadie los regala", señaló Lago.

La pena de la planilla es no haber podido dar una alegría a la afición. "Una de las lecturas que hicimos tras el partido fue la decepción que se llevaron los aficionado, que sabemos que están ilusionados con el equipo y a los que notamos muy cerca porque nos animaron todo el partido. Se suma a los aspectos negativos del choque y estamos deseando volver a jugar para que la gente pueda ver a su equipo competir al nivel que tiene que estar y eliminar un poco esa imagen que nos quedó de lo que hicimos en Langreo", comentó el entrenador.

El Lugones es el próximo rival del domingo (16.00 horas) en el Suárez Puerta, y Lago advierte de que no hay rival pequeño. "Todos te pueden hacer daño en cualquier jugada y hay que estar muy atento porque si encajas las cosas se complican". El objetivo, explicó, "es volver al trabajo defensivo que nos faltó en Langreo y a la implicación de todos a defender sin regalar nada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine