Lne.es »

La fiesta continúa

El Unión Financiera gana en Lérida su quinto partido seguido antes de recibir el sábado al líder Palencia

16.11.2015 | 04:02
Fernández Noval, con el balón, ayer en el Barris Nord, en Lérida.

Importante y sufrida victoria de un Unión Financiera que ya encadena cinco triunfos seguidos. Los ovetenses, con seis victorias, comparten la segunda plaza de la LEB Oro con otros tres equipos (Castelló, Barça B y Palma). Todos ellos persiguen al Palencia, que, con siete victorias y una sola derrota, es líder en solitario. Precisamente el equipo palentino visitará el sábado (20 horas) el polideportivo de Pumarín. Un partido en el que se medirán los dos equipos más en forma de la categoría.

La victoria lograda ayer por el Unión Financiera en Lérida tiene un enorme mérito. Y es que los ovetenses llegaron al partido de nuevo con las ausencias de Mario Cabanas y Javi Marín. Por si fuera poco, Trist y Kevin van Wijk se cargaron enseguida de faltas (los dos fueron eliminados por cinco personales en el último cuarto). Un problema en el juego interior que obligó a Carles Marco a contar de nuevo con el mierense Manu Parada.

Pero la seriedad con la que saltan a la pista los ovetenses hace que cualquier problema parezca secundario. Y si encima tienes a un Fernández Noval en estado de gracia más aún. El gijonés anotó 21 puntos y tiró del carro en su mejor partido desde que llegó a Oviedo.

El Unión Financiera comenzó muy bien y logró poner una distancia de nueve puntos (12-21) a falta de 2.54 para concluir el primer cuarto. Ahí tuvieron la oportunidad de romper el choque. Lleida no era capaz de superar la gran defensa de un Unión Financiera que no lo aprovechó y erró hasta siete triples consecutivos. Al final, el equipo dirigido por el ovetense Joaquín Prado consiguió reducir la ventaja y poner el marcador 17-21 al final de los diez primeros minutos.

La igualdad fue máxima a partir de entonces. El Unión Financiera sufrió mucho cuando a Swing le tocó dar descanso a Bassas en la posición de base. El estadounidense, que volvió a firmar un gran encuentro, era el objetivo de la presión del equipo catalán. Ahí se perdieron varios balones y parecía que se les podía escapar también el encuentro. Más aún cuando nada más empezar el último cuarto un desacertado Trist fue eliminado por cinco faltas personales y el Unión Financiera perdía por cinco (59-54). Pero a partir de entonces volvió el acierto exterior y Bassas cogió las riendas para mantener la ventaja de cinco puntos (65-70) que cogieron los ovetenses a falta de cinco minutos. Ahora toca mantener la racha el sábado en el fortín de Pumarín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine