Lne.es »

Más enemigos que el Urraca

El Avilés está acuciado por las bajas, y el técnico, Pablo Lago, tendrá que improvisar un equipo con dos juveniles si no se recupera Nacho Fernández

22.11.2015 | 04:40
Nacho Fernández, perseguido por Pablo Prieto (Lugones), con Otero a la expectativa.

El técnico del Avilés, Pablo Lago, no sabrá hasta última hora los jugadores que tendrá para afrontar el partido contra el Urraca. La principal duda es Nacho Fernández, que no pudo entrenar durante toda la semana aquejado de fiebre y que ayer aún seguía sin superar el proceso vírico. Nacho Méndez mejoró de las molestias en el adductor izquierdo que le obligaron a pedir el cambio en el minuto 10 del partido de la pasada semana contra el Condal (0-2), aunque quizás no lo suficiente para entrar en el once.

La realidad es que la mayoría está entre algodones. Otero y Jorge Rodríguez no entrenaron con normalidad durante toda la semana pero en principio estarán, aunque el central Otero aún tenía molestias ayer, y si no pueden Lago tendrá que llamar a medio equipo juvenil porque se queda sin efectivos. Juanma tiene problemas en el pubis y no está para el once ni para afrontar muchos minutos en un campo que estará pesado por las lluvias; Borja Noval y Marcos Torres son baja por lesión; y el capitán Pantiga, también lesionado, está sancionado.

La clave está en Nacho Fernández. Si el ovetense juega el once se resentirá menos porque Lago puede mantener la base del equipo que viene jugando las últimas jornadas, y empezaría con Guillermo en portería; Ibón, Otero, Nacho Fernández y Jorge Fidalgo en defensa; Dudi y Jorge Sáez en el centro del campo; Luismi por la derecha; Matías por la izquierda; y Jorge Rodríguez con Cristian arriba. El banquillo para Emilio (portero del filial), Nacho Méndez, Juanma (ambos tocados) y César, el delantero juvenil que ya estuvo y jugó unos minutos en Noreña. Otra vez con dos lesionados, un juvenil y Josín como único hombre de garantías para el recambio.

Si Nacho Fernández no se recupera se multiplicarán los problemas porque tendría que pasar Ibón al centro de la defensa con Otero, Matías se retrasaría al lateral derecho, y Josín entraría en banda izquierda. Es decir, estarían tres jugadores (Ibón, Matías y Josín) en puestos que prácticamente desconocen porque jugaron ahí muy poco, y el equipo podría resentirse. En este caso, Lago convocaría al central Santa, del conjunto juvenil.

El equipo está muy limitado no solo para el once, si no para intentar dar un vuelco al partido si se necesitara en los últimos minutos, puesto que los recambios no están al cien por ciento o son chavales muy jóvenes sin experiencia. Y todo ello ante un Urraca de mucha calidad al que acaba de llegar el técnico cántabro Chiri y que necesita sacar un buen resultado del Suárez Puerta para salir del descenso. La intención de los blanquiazules es refrendar el excelente resultado de la pasada semana (0-2) en Noreña, pero en este contexto tienen plena vigencia las palabras del técnico blanquiazul, que aseguró que este "es el partido más difícil del año".

En Miramar al mediodía. El Marino comunicó ayer que el partido de la décimoquinta jornada de Liga contra el Avilés se disputará en Miramar el domingo día 29 a las 12 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine