Fútbol Segunda B

Buena imagen sin premio

El Lealtad, que se adelantó en el campo del líder, se vuelve de vacío de Ferrol tras una polémica actuación arbitral y con Omar lesionado

23.11.2015 | 04:16
Álex conduce el balón en un ataque del Lealtad.

El Lealtad, que se puso por delante en campo del líder, no pudo con el empuje del Racing de Ferrol y algunas polémicas decisiones arbitrales y cayó (3-1) en A Malata. A pesar de la derrota, los de Villaviciosa dieron una gran imagen y confirman que su estancia en los puestos de honor de la tabla no es fruto de la casualidad.

Con muchos y buenos recursos arrancó la contienda el Racing, pero el Lealtad evidenció sabiduría para entretener a su antojo y sacar rédito a cualquier opción. La defensa de tres plasmada por Miguel Ángel Tena se demostró imprecisa y fruto de un fallo claro surgiría el primer gol de la tarde.

En el 6 se ponía por delante el cuadro de Villaviciosa por mediación de Camochu, que supo aprovechar el error de Román Golobart y Víctor Vázquez. El Lealtad daba un golpe encima de la mesa a las primeras de cambio. El gol consolidó la propuesta de Rozada y su equipo empezó a crecer en el partido, aunque el líder aún tenía cosas que decir.

El tanto asturiano hizo despertar el carácter de Héber Pena, rapidez en el ataque, que empezó a poner en aprietos a los de Villaviciosa. La temprana lesión de Omar Hernández (podría ser de gravedad) fue otro problema a superar por los negrillos.

Se mantendrían los riesgos cerca de la meta de Mackay, pero el Lealtad apostó entonces por lo templado en una muy fría tarde. Replicaba el equipo local desde la velocidad de Diego Peláez, pero el que rompía la baraja era Pablo Rey.

Buen juego y capacidad de adaptación regaló el Lealtad, que se llevó un puñado de cartulinas. Un asunto del que se quejaría después su técnico, además de un gol anulado en una acción polémica. Entre sus puntales, brilló Pablo Espina, virtuoso con la pelota. Borja Domínguez fue el autor de un gol de buen oficio al filo del descanso. El 1-1 cambió el panorama del partido. Un golpe demasiado duro para el Lealtad justo antes de alcanzarse el medio tiempo.

El ambiente cambió sustancialmente. El Racing se echó hacia adelante en busca de la victoria pero el Lealtad supo frenar cada acometida. El partido dio otro giro a los 68 minutos cuando el colegiado decidió expulsar a Álvaro por doble amonestación. La acción fue protestada por el equipo asturiano que a partir de entonces acusó el paso de los minutos con un futbolista menos sobre el terreno de juego.

El equipo local encontraría el premio a su insistencia a balón parado. Tras un saque de esquina, el balón quedó en el área, sin dueño. Diego Maceira, posiblemente ayudado con el brazo en la maniobra, logró empujar la pelota a la red asturiana. El 2-1 fue un golpe casi definitivo para los de Rozada en su intento de prolongar su fantástica dinámica en la Liga.

Pocos minutos después llegó el tercer tanto, la sentencia. Fue una notable maniobra de Joselu que, con la pierna izquierda, definía con calidad a la red.

El Lealtad vuelve de Galicia sin recompensa y un enfado considerable con la actuación arbitral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine