Lealtad 20Coruxo
 

Victoria épica del Lealtad

Los maliayeses se sobreponen a la temprana expulsión de Keko y logran mantener su hegemonía como locales gracias al doblete de Beda

30.11.2015 | 03:56
Victoria épica del Lealtad

Villaviciosa,

Santi SERRANO

Siguen intratables los negrillos como locales, a pesar de la expulsión de Keko antes de la primera media hora, un doblete de Pedro Beda permitió mantener los tres puntos en Les Caleyes. Cambiaba su dibujo Javi Rozada para afrontar la visita del Coruxo, las numerosas ausencias del cuadro maliayés obligaban al técnico carbayón a modificar su esquema de juego habitual. Salió mejor plantado al terreno de juego el equipo vigués, los primeros acercamientos fueron suyos. Raúl Medina era el jugador que ponía el peligro ya que tuvo hasta dos ocasiones para adelantar a su equipo.

Con el paso de los minutos parecía que los de Villaviciosa buscaban despertar, pero el juego del cuadro maliayés no conseguía tener la fluidez necesaria para inquietar a la zaga visitante. Solo dos cabezazos de Raúl Aguilar, fruto de sendas acciones a balón parado, representaban el bagaje ofensivo de los locales.

En el minuto 22 el partido se rompía, el colegiado cántabro Álvarez Borbolla expulsaba, en una más que discutible decisión con roja directa, a Keko. Es cierto que el jugador de Lastres agarró a su rival cuando este encaraba la meta de Porrón, pero esto no fue impedimento para que el atacante de los de la provincia de Pontevedra tuviese libertad para atacar la meta de Javi Porrón que había conseguido desbaratar su acción. Como consecuencia, para reajustar líneas, Robert ingresó en el terreno de juego para ocupar el lateral derecho, el escogido para dejar su lugar fue Álex. En el libre directo que desencadenó esta acción, un jugador del equipo vigués, mandó el esférico rozando el palo.

Lejos de amedrentar a los de Les Caleyes, la expulsión sirvió para espolear a un Lealtad que comenzó a crecer. Aunque sin ninguna acción clara de peligro, los negrillos buscaron hacerse dueños del partido y lo consiguieron, ya que cuando más sufrimiento se intuía para los intereses de los locales, más seguridad mostraron. Mientras, el colegiado seguía con su aberrante actuación que, con pequeños detalles, conseguía lograr el descontento a ambos conjuntos. Sin que el marcador se moviese se llegó al descanso.

Una vez reanudado el encuentro, el Coruxo dio un paso adelante. Los de O Vao buscaban aumentar el ritmo del partido para favorecer el desgaste del Lealtad, pese a esto solo Ortiz consiguió poner en ciertos apuros al guardameta local al rematar el balón tras un saque de esquina botado desde el flanco izquierdo. La entrada de Secades en el partido, acompañando a Mendi en la medular, sirvió para que los maliayeses retomasen el control del partido ante un Coruxo que basaba su ataque en largas posesiones de balón pero sin obtener la profundidad necesaria para poner en peligro los intereses del Lealtad.

Pedro Vázquez estuvo cerca de adelantar a los suyos, un balón servido por el lado derecho era despejado por Javi Porrón, el balón caía a los pies del jugador del cuadro gallego pero su remate no encontró portería. Fue a partir de aquí cuando Pedro Beda dio un paso adelante para echarse el equipo a las espaldas, ya que en tan solo dos minutos, el brasileño anotó dos goles de parecida factura.

El primero llegó por la banda izquierda, Lobato peleaba y lograba hacerse con una pelota que parecía perdida, por si esto fuera poco, el lateral izquierdo conseguía centrar el balón al corazón del área donde Beda mandaba el balón al fondo de la red con un buen cabezazo, solo un minuto después llegaba el 2-0, esta vez la acción llegó por banda derecha y con Jorge como asistente, el avilesino centraba un balón al área y de nuevo el brasileño cabeceaba la pelota para batir a Brais.

Esta desventaja sirvió para que los vigueses diesen un paso más al frente, parecía incomprensible, que con su situación de ventaja numérica, estuviesen con dos goles en contra y sin ninguno a favor. Primero Acoidán probó a Porrón con un disparo raso que el portero despejó y que no encontró a nadie en el rechace, minutos después Salinas enviaba la pelota al palo tras un remate de cabeza previa asistencia de Alberto, ambos jugadores a los que Rafa Sáez decidió dar entrada desde el banquillo.

Con el paso de los minutos el Coruxo seguía empujando con la intención de hacer un gol que le metiese en el partido para los minutos finales, pero la disciplina táctica de los de Rozada impedía cualquier atisbo de reacción de los vigueses. El Lealtad, permanecía serio y ordenado esperando su oportunidad al contragolpe. Finalmente el marcador no se movió y los tres puntos se quedaron en Villaviciosa, una victoria que permite a los maliayeses seguir coqueteando con la zona alta de la clasificación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine