Boto: "No me llevé ni un duro"

El expresidente de la Nacional asegura que los elevados gastos que le atribuye su sucesor no eran exclusivamente suyos

12.12.2015 | 04:41
José Luis Boto, con algunos de los documentos que esgrime.

El que fuera presidente de la Federación Española de Bolos (FEB) desde 1988 a 2013, el asturiano José Luis Boto, considera que el informe de su sucesor, Óscar Gómez Morante, en el que se le acusa de cargar unos 400.000 euros en gastos entre 2008 y 2012 a la entidad forma parte de una campaña que sólo busca desprestigiarle y poner en duda su "honradez e integridad". Boto admite que en ese periodo se dispararon los gastos pero recuerda que esto se debió a las actuaciones llevadas a cabo por la Federación por recomendación del Consejo Superior de Deportes (CSD) para resolver la crisis iniciada en 2007 cuando la Federación Internacional (FIQ) aceptó como miembro a la catalana.

El expresidente asegura que entre 2008 y 2013 los gastos derivados de esta situación superaron en 189.517 euros las cantidades abonadas por el CSD para resolver el caso que perjudicaba a los deportistas españoles, pues estos no podían participar en las competiciones internacionales al ostentar la catalana la representación internacional.

Sostiene que en dicho periodo se tomaron medidas como crear una Confederación Iberoamericana y asistir a numerosos congresos y encuentros internacionales con el fin de obtener el apoyo de la mayoría de los países miembros de la FIQ para que revocaran la admisión de Cataluña. Actuaciones que supusieron viajes a lugares tan dispares como Singapur, Panamá, La Habana, Las Vegas o Hong Kong, entre otros. "A esos viajes no sólo iba yo sino también distintos abogados y hasta un representante del CSD a costa de la Federación", apunta Botos, para de seguiro reivindicar su integridad. "Que quede claro que yo no me llevé ni un duro", declara mientras muestra varios informes y auditorias que, a su juicio, sustentan su versión.

Respecto a las grandes cantidades en dietas y otros gastos incurridos, asegura que el informe de Gómez Morante infla sus gastos. "Hay cantidades que se atribuyen a mí por que eran pagados con mi tarjeta y luego justificados, pero eran gastos de comidas y alojamientos de toda la comitiva", indica.

No obstante, admite que el principal problema llegó con la justificación de una factura de servicios jurídicos que finalmente no se realizaron por 150.000 euros. "El propio CSD estaba al corriente de que esa factura no era correcta porque finalmente se prescindió de estos servicios. La factura valió mientras hubo buena fe", señala en alusión al cambio en la dirección del CSD que a su juicio dio paso a una persecución contra él a partir de 2012.

Por tanto, sostiene que los alrededor de 400.000 euros de deuda que tienen contra las cuerdas a la FEB se debieron a su disposición a cumplir las indicaciones del CSD con la confianza en un apoyo que éste le retiró tras el cambio del gobierno central en 2012. "Las cuentas están claras y existen tres tomos en los que está todo registrado y cuantificado", comenta un Boto que cumplida su inhabilitación de un año por el Tribunal Administrativo del Deporte por "irregularidades en la gestión", descarta volver a optar a la presidencia de la FEB. "Con 25 años estuvo bien", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine